domingo, 29 de marzo de 2015

Elba Esther Gordillo, corruptora de la educación

Luis Hernández Montalvo.

Elba Esther Gordillo Morales "La mujer que se partió la madre" -como propugna la propaganda de los spots preelectorales del Partido Nueva Alianza, "turquesa o panal",- acrisoló a una generación de mozalbetes a los que formó como líderes corruptos y desleales, sin noción de la amistad, sin una pizca de lealtad y de responsabilidad.
 
  Esta mujer transformó a unos jóvenes egresados de la Universidad Iberoamericana en líderes partidarios y en asesores sindicales, en secretarios particulares y de relaciones públicas con organismos académicos del país y del extranjero, pero sobre todo con intelectuales e investigadores mexicanos.
 
Esta es la mujer que encumbró a una generación de profesores jóvenes e ignorantes en líderes de un sindicalismo cortesano y corporativo.
 
Elba Esther Gordillo Morales es la forja de lo más acabado de la traición a los trabajadores de la educación y sumisión a los poderosos. Es la gran corruptora de la educación y de la escuela pública; del SNTE y del sindicalismo.
 
Elba es también responsable de la inmoralidad de segmentos muy amplios de los maestros que añoran su ausencia al frente del SNTE y lamentan su destitución y posterior encarcelamiento.
 
La corrupción no sólo fue un mal personal y exclusivo de su liderazgo; la inmoralidad contagió al magisterio, que fue silenciado a cambio de prebendas como la herencia de plazas y tráfico de influencias.
 
  Una inmoralidad que no se pudo desterrar de la lucha de los trabajadores que optaron por un sindicalismo democrático o supuestamente democrático. El profesor Jesús Sosa Castro opina de ella lo siguiente:
 
"Yo conocí las entrañas de este sindicalismo. Aun traigo en la nariz el mal olor de esa pudrición. No soy rencoroso pero la neta, me gustaría que esta ñora se pasara otros años en el bote, no por vendettas de su patrón, el PRI, sino por todo lo que le robó y le debe a los maestros"
 
Elba Esther está sola tras las rejas de su celda en la cárcel.
Sus amigos: Gobernadores, Senadores de la República, Diputados Federales y Locales, presidentes municipales, y tantos más que fueron beneficiados con cargos públicos, regalos millonarios, plazas y puestos sindicales a inmorales y ambiciosos; líderes sindicales de todos los matices y discursos políticos; todos los beneficiarios de su "benevolencia"; sufren de amnesia y no recuerdan a quién le deben su encumbramiento a las esferas del poder.
 
  ¿Y los becarios en universidades extranjeras de Estados Unidos y Europa? Todos reniegan y se desmarcan de la compañera a la que un día celebraron su ocurrencia de "ampliar su primer periodo de gestión por única vez" (2o. Congreso Nacional Extraordinario del SNTE, 1992); hasta convertirla en líder vitalicia de un magisterio que paga los platos rotos de los líderes sindicales y partidarios;-un magisterio con fama pública de reprobado.
 
- “Solo el 17 por ciento de los maestros evaluados aprobó el examen"-  Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública, marzo 25, 2015” 
 
 
poemas de amor