lunes, 5 de mayo de 2014

El SAR ¿Fraude descomunal a los trabajadores?


Luis Hernández Montalvo

Si en este momento me jubilara; PENSIONISSSTE estaría obligado a entregarme el importe acumulado en mi cuenta del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).
Me comenta el funcionario de PENSIONISSSTE: -Usted tiene una cantidad acumulada de 67, 702.00. -Le  comento que yo tengo dos cuentas y que desearía que me las unificara en una sola; al ingresar al sistema me dice que en realidad tengo seis cuentas.
Me da las indicaciones para que me traslade a los bancos que administraron las cuentas del SAR desde 1992, para solicitar mis estados de cuenta. Recordemos que el Sistema de Ahorro para el Retiro, se creó el 1º. De mayo de 1992:
“…es una prestación complementaria del Sistema de Pensiones, el cuál fue creado el 1o. de mayo de 1992. Mediante éste, el trabajador va creando un fondo que aumenta sus recursos posibilitándolo al momento de su retiro para una vida más digna.

En forma publicada en el Diario Oficial el 4 de enero de 1993, se le adiciona las aportaciones del 5% a la subcuenta del fondo de la vivienda”.
La creación del SAR coincide con las reformas de la descentralización del sistema educativo nacional. Desde 1992 a la fecha, el manejo de las cuentas están plagadas de errores en el manejo administrativo por las áreas de Recursos Humanos en los estados, principalmente, en lo que se refiere al manejo de los nombres y las homonimias en el Registro Federal de Contribuyentes. Para que entendamos, o tratemos de entender, pondré de ejemplo mi situación personal:
La primera cuenta del SAR que aparece, es manejada por el banco Serfín –hoy Santander- con el nombre de Luis Albi y con una homonimia que dice: K5, con un IDP 01511092. En esta cuenta, están mal el nombre y el RFC. En esta cuenta tengo 1535.09 pesos acumulados.
En la segunda cuenta, cambia el IDP a 01511090, se mantienen los mismos errores en el nombre y en el RFC. La suma acumulada en esta cuenta es de 10,443.02 pesos.
En la tercera cuenta, continúan los mismos errores en el nombre y en el RFC, pero cambian el IDP a 01511088 y aquí, se registra una cantidad ahorrada de 120.00.
 En otra cuenta de Serfin, con número de IDP: 01511102, con los mismos errores en nombre y RFC, tengo ahorrado 13.000.
En la quinta cuenta, se mantienen los errores en el nombre y aparece uno nuevo en el RFC con la homonimia: K52. Esta cuenta la administró Banamex y aparece un ahorro de 290.00
La sexta cuenta la administró Inverlat, con 42,600.70. Vuelve  a cambiar el nombre y la homonimia.
A mi solicitud de información en los bancos de referencia; ya me contestaron Inverlat y Banamex, sólo que ahora, lo que no concuerdan como expectativa de ahorro y los informes son las cantidades ahorradas y eso se debe; tal vez, al hecho de que son cuentas en donde los intereses se han comido el ahorro.
El banco Santander, dice que ellos no tienen esta información; que ellos vendieron sus activos de las afores –SAR- a la aseguradora I.N.G., que al desaparecer, le vendió sus activos a la francesa de seguros AXA, quien a su vez, dice que no compraron las afores, que fue la empresa aseguradora Sura la que compró estos activos. Al fin de cuentas, nadie sabe lo que pasó con las cuentas del SAR. Y de paso, al tratar de contactar a Sura, me dio la impresión de estar tratando con una empresa “piratona”, fraudulenta.
En los estados de cuenta de los bancos aquí referidos, contienen una nota que dice: “La información contenida en el presente documento fue proporcionada a este banco por PROCESAR, S.A. de C.V. Empresa Operadora de la Base de Datos Nacional del SAR, por lo que dicha empresa es responsable de la misma…”
¿Por qué entonces nos hacen dar tantas vueltas a los bancos para buscar una información a la que el ISSSTE puede acceder de manera natural?
Para que el trabajador pueda tramitar la unificación de cuentas del SAR; además de los documentos anteriores, debe presentar: original y copia de identificación vigente –credencial del IFE-; copia de comprobante domiciliario, la más reciente, -la del último mes- copia del acta de nacimiento; Cédula CURP original; copia comprobante de aportación bimestral en ICEFA –banco anterior de cuentas inactivas-;  copia estado de cuenta o resumen de saldo del PENSIONISSSTE y finalmente, copia de una “Carta Patronal” en donde se aclaren los datos equivocados en los nombres del trabajador y las homonimias, que siguen cambiando con cada nueva administración en la Secretaría de Educación Pública en el Estado de Puebla y supongo que lo mismo ocurre en las demás entidades federativas.
En mi búsqueda por saber, primero que es el SAR, me encuentro con información valiosa que debiéramos tomar en cuenta, en lo que se refiere a nombrar beneficiarios para que, en caso de muerte, ellos lo puedan cobrar. Esta es la información que existe al respecto:
“¿Y SI NO TENGO BENEFICIARIOS O YA NO VIVEN?
 
En el tercer párrafo del artículo 90 BIS-S de la Ley del ISSSTE, se establece que a falta de los beneficiarios dicha entrega se hará conforme a lo dispuesto en el artículo 501, fracciones I a IV de la Ley Federal del Trabajo. El trámite correspondiente se puede realizar en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

 A falta de las personas a que se refieren las fracciones mencionadas, el Instituto será el beneficiario”.

Hasta el día de hoy: ¿Cuántos trabajadores de la educación se han jubilado cobrando únicamente la parte del SAR de su cuenta activa? ¿Cuántos trabajadores al servicio del Estado están informados de sus cuentas del SAR? Estamos hablando de cerca de dos millones de trabajadores de la educación y de cerca de diez millones de trabajadores al servicio del Estado;  y como dice la ley: “A falta de las personas a que se refieren las fracciones mencionadas, el Instituto será el beneficiario”. A propósito ¿Qué hacen los sindicatos de Secretaría y las poderosas Federaciones de trabajadores?

¿De cuánto estamos hablando? En términos globales, se trata del 2% del salario de los trabajadores desde 1992 exactamente 22 años y el 5% del Fondo para la Vivienda desde 1993. El 7 por ciento del salario de los trabajadores que es para el retiro. Harían bien los trabajadores en pedir, exigir una explicación a sus líderes sindicales “charros” o “democráticos” y a las nuevas expresiones que no son ni lo uno ni lo otro.
 (3-04-2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor