lunes, 3 de marzo de 2014

Suplemento Insurgencia Magisterial en Puebla


Luis Hernández Montalvo

 

Voces frescas nos llegan del estado de Veracruz. Son las voces y la palabra de los maestros que por varias décadas han tenido que aguantar el despotismo de los caciques regionales de aquella entidad. El Suplemento Insurgencia Magisterial. Ya no somos los mismos, publicado por La Jornada Veracruz; es un ejercicio democrático en la construcción de un Nuevo Sindicalismo.

Los compañeros maestros de Veracruz expresan su preocupación por los asuntos de su materia de trabajo; por la educación y las reformas que se imponen violentando nuestra Constitución; tal vez por eso, decidieron pasar de la movilización en la calle, al rescate de espacios en los medios de comunicación para hacer oír su voz silenciada por los intereses locales y por los intereses de las corporaciones internacionales.

En la construcción de un Nuevo Sindicalismo se requiere buscar las coincidencias; alimentar los espacios donde puedan converger las distintas visiones y aprender de todos a convivir con tolerancia. Construir un Nuevo Sindicalismo requiere de un trabajo complejo en el plano económico, político, cultural e ideológico.

 No me queda duda: Insurgencia Magisterial es un Suplemento de los sindicalistas en movimiento y es la voz de quienes no aceptan el avance de los organismos internacionales que colocan al magisterio como el responsable del desorden y el único factor limitante del sector educativo.

Coincido con el trabajo editorial de La Jornada Veracruz. Insurgencia Magisterial es ante todo: “… un frente más de lucha contra la Reforma educativa y en general contra las reformas estructurales, es un espacio donde confluyen distintas miradas y voces, no busca el adoctrinamiento, sino la discusión libre y fundamentada de lo educativo. Pretende ser, un vehículo para comunicar los esfuerzos que cotidianamente realizan los educadores y una plataforma para la denuncia puntual de acciones u omisiones de las autoridades públicas”.

La iniciativa fue cobrando fuerza en cuestión de días y la respuesta ha venido de distintas partes del país. Una iniciativa local, de los maestros veracruzanos, tiene ya dimensiones nacionales e incluso cuenta con varias simpatías en Europa y América Latina.

El primer número rebasó los cálculos previstos por el Consejo Editorial y se han tenido que hacer tirajes especiales de La Jornada e incluso, ahora el diario se puede comprar en lugares donde anteriormente no llegaba y nuevas redes de distribución se vienen construyendo de manera creativa y por demás está decirlo, lo hacen con entusiasmo y con una nueva mística; así, conectando a los diversos, es posible construir propuestas mínimas a partir de las coincidencias.

Tal vez no este lejano el día en que; como en España el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza mantiene una disputa real con Comisiones Obreras, tanto en el plano político como en las negociaciones; en México, los trabajadores tengamos que construir una fuerza que dispute al SNTE la representatividad secuestrada por el poder público en 1943.

Si, los maestros somos los obreros de las letras y de las palabras y solo el sometimiento a las estructuras burocráticas de la administración educativa y nuestra afiliación a un sindicalismo oficialista y corporativo nos ha alejado del ejercicio de la palabra escrita.

Hoy las circunstancias de crisis nos coloca en la necesidad de modificar nuestras prácticas para hacerle frente a la certeza del trabajo seriamente amenazada; negociaciones salariales y prestaciones; pero sobre todo, atender con especial interés nuestra materia de trabajo y nuestro derecho elemental a opinar e influir en el rumbo de la educación y en la formación de los niños y jóvenes de nuestro país.

A esta convocatoria se ha sumado una niña del 5º grado de la Escuela Primaria Práctica Anexa a la Normal Veracruzana, quien ha enviado el Primer capítulo de su novela: Invisible Eternidad. Zeltzin Donaji Antonio Marín es por ahora, la colaboradora más joven. También destacan las colaboraciones de Aurelio Martínez Sánchez que dedica su artículo a la lucha de las mujeres; por su parte; el profesor Jesús Assad Díaz Heredia escribe: Nuestro pasado ¿Presente?, mismo que hace un recorrido por nuestra historia reciente.

También hay espacios para la poesía de Manuel Álvarez; el artículo de Gilberto González Colorado: Llegar a viejo y no tiene desperdicio el escrito por el periodista español Adrián Tarín quien escribe: Diez prohibiciones de la educación escrita. Dos poblanos destacan en el primer número: Amado Ríos Tapia quien se pregunta: 70 años del SNTE ¿Hay algo que celebrar? Y finalmente la poblana Sayra Marín Becerra escribe: Veracruz y Puebla, hermanamiento en la lucha; en donde escribe sobre la izquierda en Puebla.

El Suplemento Insurgencia Magisterial. Ya no somos los mismos viene como encarte en La Jornada Veracruz, por ahora aparece quincenalmente; pero las redes de maestros y trabajadores, muy pronto lo convertirán en una publicación semanal. También circula ya el Primer Número de Insurgencia Magisterial en forma electrónica en las distintas redes sociales, lo que potencializará aún más su influencia entre el magisterio, en los padres de familia y entre los estudiantes de Veracruz y de todo el país.

El próximo viernes 7 de marzo habrá un diálogo entre maestros veracruzanos y profesores poblanos, se presentaran los primeros dos números del Suplemento y se buscará un acuerdo de colaboración entre maestros poblanos y veracruzanos; la cita es a las 4 de la tarde en la librería Profética, localizada en la 3 sur y 7 poniente de la ciudad de Puebla. A continuación, la liga electrónica del Suplemento Insurgencia Magisterial. Ya no somos los mismos de La Jornada Veracruz. (26-02-2014)

Suplemento Insurgencia Magisterial:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor