martes, 29 de octubre de 2013

Exigua jubilación de ex embajadores tras 40 años en el servicio exterior

Solicitan audiencia a Peña Nieto para exponer el problema
 
Ciro Pérez Silva 
Periódico La Jornada
Lunes 28 de octubre de 2013, p. 37
 
Antonio Dueñas Pulido murió en menos de nueve horas por falta de recursos para pagar la cuenta del hospital privado en el que se atendió, luego de que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado le negó atención de emergencia.
 
Con la autorización para ser recibido en el Instituto de Enfermedades Respiratorias, luego de que la esposa de un compañero de trabajo que integra el voluntariado del instituto logró conseguir un pase, Dueñas Pulido fue retenido en el hospital privado hasta que consiguió que un familiar se comprometiera a saldar la cuenta, poco después falleció.
 
Este es un ejemplo de lo que enfrenta cualquier ex embajador en México, que tras 40 años o más de servir al país, sólo recibe 19 mil pesos mensuales por concepto de jubilación. Casos aún más graves enfrenta personal de la Secretaría de Relaciones Exteriores que se jubila con menor rango, ya que su pensión oscila en alrededor de 6 mil pesos.
 
Cuarenta y ocho ex embajadores enviaron el 24 de julio una carta al presidente Enrique Peña Nieto solicitando audiencia para abordar este problema y examinar fórmulas para resolver la insostenible situación económica por la que pasan, en su jubilación, los miembros del Servicio Exterior Mexicano (SEM).
 
Si en todas las secretarías de Estado hubiera esta situación, no habría problema. Hay generales que se quejan porque 60 mil pesos de jubilación no les alcanzan, y los marinos están mucho mejor, y no hablemos de los ministros de la Suprema Corte. Nosotros no pedimos nada fuera de lugar, sino un trato digno, señalan en entrevista los ex embajadores Hermilo López-Bassols, Enrique Fernández Zapata, Federico Urruchúa y Sergio Romero.
 
“Nosotros servimos con lealtad al país 46 años y al final, ¿que recibimos? Un ‘úsese y tírese´. Somos funcionarios con fecha de caducidad”, refiere Fernández Zapata, la realidad es que pertenecimos a un servicio exterior de sacrificio, de verdadera vocación, pero con los peores salarios del mundo, insiste.
 
En la carta, que anteriormente le hicieron llegar al canciller José Antonio Meade, y para la cual no hubo respuesta, explican al Presidente que el proyecto integral de reformas al SEM –presentado por el PRI en el Congreso y frenado por ese mismo partido– pugnaba por una política de Estado para incrementar la presencia de México en el exterior de manera significativa” a un costo muy bajo.
 
No queremos dar la impresión de que estamos amargados y que la jubilación nos ha marchitado. Todo lo contrario, estamos erguidos, trabajando. El Presidente dijo al inicio que pretendía repetir logros de la época dorada de la diplomacia. Nosotros fuimos los artesanos de esa época y estamos en condiciones de integrar grupos de trabajo, de asesoría, como en otros países, concluyó López-Bassols.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor