miércoles, 25 de septiembre de 2013

Ley del servicio docente aprobada por los senadores.

Como en San Lázaro, pataleo opositor y mayoriteo final; cinco perredistas votaron a favor
En un nuevo fast track, el Senado aprueba la ley del servicio docente
Pese a todo, el conflicto magisterial no concluye, sino que va a escalar: legisladores del sol azteca
 
Foto 
             
La reforma se avaló con 102 votos a favor y 22 en contra. La imagen, al final del cómputoFoto Yazmín Ortega Cortés
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de septiembre de 2013, p. 3
 
El Senado aprobó anoche en lo general la Ley del Servicio Profesional Docente, luego de un largo debate en el que legisladores de PRD, PT y Movimiento Ciudadano advirtieron a priístas y panistas que pese a que impusieron su mayoría para sacar esa legislación que vulnera los derechos laborales de los maestros, el conflicto magisterial no concluye, sino que va a escalar.
 
Fue un proceso fast track similar al que se dio en la Cámara de Diputados, en el que en un solo día y bajo un fuerte dispositivo policiaco se desahogó todo el procedimiento. El pleno senatorial aprobó la reforma con 102 votos a favor y 22 en contra. También, como en San Lázaro, el PRD se dividió, ya que cinco de sus 22 senadores votaron en favor.
 
A uno de ellos, Isidro Pedraza, quien fue a tribuna para sostener que como profesor rural la considera una buena legislación, la también perredista Dolores Padierna le recordó desde tribuna que ‘‘la patria no se vende, se defiende’’.
 
Presionados por la cúpula
El senador Alejandro Encinas deploró que algunos legisladores dejen a un lado sus convicciones, ‘‘presionados por las cúpulas partidistas’’, y voten una ley que responsabiliza a los maestros de la crisis educativa provocada por los gobiernos del PRI y el PAN, y los castiga al crear para ellos un régimen laboral de excepción que les arrebata la estabilidad en el empleo y hasta la posibilidad de contar con la defensa de un sindicato.
 
‘‘Cuando se anula el Congreso, lo único que queda es la calle’’, advirtió a su vez el también perredista Mario Delgado, quien deploró que se trate de poner de rodillas a los maestros. Mientras, Layda Sansores, del Movimiento Ciudadano, dijo que al imponer desde el Pacto por México esa ley, no han tomado en cuenta que ‘‘la pradera está seca y a la violencia ciudadana se puede sumar la violencia social’’.
 
El coordinador del PT, Manuel Bartlett, recalcó que ni el dictador chileno Augusto Pinochet ‘‘legislaba tan rápido’’. El ex secretario de Educación Pública advirtió lo grave de legislar por encima de los maestros, siguiendo las instrucciones de la OCDE para profundizar las medidas neoliberales.
 
La fracción del PRI se limitó a sostener que es una reforma en favor de la modernización de la educación, que en nada perjudica al magisterio y en la que ‘‘no le tembló la mano’’ al presidente Enrique Peña Nieto, según comentó la senadora Mely Romero.
 
En cambio el PAN, a través de Luisa María Calderón, se lanzó contra los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), a los que calificó de ‘‘chantajistas’’ y los acusó de ‘‘reprimir’’ a sus representados para obligarlos a viajar a la ciudad de México y participar en marchas tan sólo para lograr más plazas.
 
La hermana del ex presidente Felipe Calderón responsabilizó también al magisterio disidente de secuestrar al Congreso y sostuvo que es en los estados de Oaxaca, Michoacán y Chiapas donde se da el mayor rezago educativo. Hilvanó un discurso con base en una maestra de un municipio michoacano, Parácuaro, de nombre Selene Franco, quien –dijo– imparte clases pese a la presencia del narcotráfico. Preguntó por qué no todos los maestros son como Selene.
 
El senador del PT Marco Antonio Blázquez le preguntó qué responsabilidad tienen los ex presidentes Vicente Fox y Felipe Calderón en la crisis de la educación, en los libros de texto con 117 errrores ortográficos. La senadora Calderón no defendió a su hermano y siguió su discurso contra la CNTE.
 
En su turno, Encinas pidió no olvidar la historia ‘‘y no querer convertir la tragedia que vive el sistema educativo en una telenovela cursi’’, en la que ‘‘Hermosa República Mexicana, desde Parácuaro te saluda’’. Dijo asimismo que no se puede culpar a los maestros, ya que no son ellos los que crearon el corrupto sistema corporativo de Elba Esther Gordillo. Ya se olvidaron del registro de Nueva Alianza o de los favores de Calderón a la dirigente hoy caída en desgracia a cambio del apoyo en el ‘‘fraude electoral de 2006’’, dijo.
 
En todo momento parecía que se hablaba de dos leyes distintas. De entrada, el panista Juan Carlos Romero Hicks, al hablar en nombre de la Comisión de Educación, expuso que se escuchó a todos los interesados y recalcó que la reforma acaba con los comisionados del magisterio pagados con recursos públicos. Hay en la actualidad, dijo, entre 80 mil y 100 mil maestros con comisión, mismos que no dan clases, pero reciben su sueldo.
 
Ocho senadores perredistas –del total de 17 oradores que participaron en el debate en lo general– argumentaron en contra. Dolores Padierna detalló que en contra de lo establecido en el artículo 14 constitucional, al impedir la retroactividad la Ley del Servicio Profesional Docente borra, con un albazo legislativo, los derechos conquistados por el magisterio.
 
Encinas, en tanto, expuso que el propio secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, reconoció que no se trata de una ley educativa, sino de un nuevo estatuto laboral que rompe con el principio básico de bilateralidad. ‘‘Es como si los trabajadores petroleros se rigieran por la ley de Pemex o la de salud normara las relaciones gremiales del personal de esa dependencia’’.
 
Luego de casi cinco horas de debate se aprobó en lo general la Ley del Servicio Profesional Docente. Cinco senadores del PRD (Pedraza, Zoé Robledo, Angélica de la Peña, Luz María Beristáin y Alejandra Barrales) votaron a favor. Por la mañana, el dirigente nacional del sol azteca, Jesús Zambrano, trató de reunirse con la bancada, pero a última hora desistió.
 
Al cierre de esta edición continuaba la discusión en lo particular, en la que hay más de 30 artículos reservados, la mayor parte por el PRD.
 
 
 
Preveían la aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente
Maestros cercaron nueve horas el Senado y su zona aledaña
Laura Poy y Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de septiembre de 2013, p. 5
 
Desde las primeras horas de ayer, miles de maestros disidentes bloquearon durante casi nueve horas seis puntos estratégicos de las avenidas Paseo de la Reforma e Insurgentes, con el propósito de realizar un cerco al Senado ante la inminente aprobación de la Ley del Servicio Profesional Docente.
 
La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) advirtió que sus protestas subirán de tono conforme ‘‘se siga agrediendo al magisterio’’. Por ello, su ‘‘menú de acciones’’ para esta semana incluye la toma de casetas de cobro vehicular dando paso libre en los principales accesos a la ciudad de México, y un nuevo cerco al Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Como parte de la ‘‘insurrección magisterial’’ anunciada para hoy, los profesores disidentes realizarán una marcha masiva que partirá a las 10 de la mañana del Auditorio Nacional y pasará por Los Pinos, el Senado y la Secretaría de Gobernación, donde ‘‘realizaremos actos de desagravio’’, dijeron los profesores.

En un último intento por frenar la votación de la Ley del Servicio Profesional Docente, la dirigencia de la coordinadora demandó a senadores tomarse su tiempo y revisar a conciencia esta normatividad que, insistieron, atenta contra los derechos laborales del gremio.

Sin embargo, ante las escasas expectativas de que el Senado posponga la aprobación de dicha ley, advirtieron que el siguiente paso será la ‘‘acumulación de fuerzas’’ en los estados, por lo que adelantaron que la mayoría de los docentes que se encuentran en el plantón regresará a sus entidades a más tardar este domingo.

En pequeños grupos, los profesores llegaron antes de las seis de la mañana. A esa hora en la sede senatorial, ubicada en Reforma esquina con Insurgentes, ya se había desplegado a miles de uniformados, tanto federales como capitalinos, quienes formaron dos cinturones en torno a esas instalaciones, las cuales también fueron amuralladas con vallas metálicas de más de dos metros de altura.

En punto de las 7:30 horas y cuando ya se habían sumado más de 2 mil mentores, comenzó el bloqueo en Reforma e Insurgentes, pero la policía auxiliar y de tránsito del Gobierno del Distrito Federal extendió el cierre de la circulación a un radio de tres kilómetros a la redonda del inmueble legislativo.

A la hora pico de la entrada de miles de oficinistas, en esta zona ríos de personas caminaron hacia sus sitios de trabajo visiblemente molestos. Raúl, de 27 años, consideró que sí hay un ataque a los derechos laborales de los docentes, y ‘‘parar a media ciudad está fuera de los límites, porque se afecta a terceros’’, pero el ingeniero en sistemas admitió que tampoco se le ocurriría ‘‘algo distinto’’ a lo hecho por los maestros para ‘‘salir a defender mi empleo’’.
 
En oposición a la mayoría de las opiniones que condenaron la protesta, una mujer, de falda y con altos tacones, mostró una improvisada pancarta que decía: ‘‘Yo sí apoyo a los maestros’’.
 
Los docentes se apostaron por secciones y regiones. En Paseo de la Reforma e Insurgentes se concentraron los oaxaqueños de Valles Centrales. Más adelante, en el cruce con Antonio Caso, se apostó la sección 18 de Michoacán. En la Torre del Caballito se mantuvieron los de las regiones oaxaqueñas Costa, Cañada y Tuxtepec, así como de las secciones 7 de Chiapas, 14 de Guerrero, 23 de Puebla y 19 de Morelos.
 
En Insurgentes y Puente de Alvarado protestaron los profesores de la sección 22 de Oaxaca, pertenecientes a la Sierra, Mixteca e Istmo. En el punto donde convergen las calles de París y Antonio Caso se ubicó otro contingente de esa misma sección oaxaqueña, al igual que en la calle de Madrid, uno de los principales accesos al recinto parlamentario.
 
Si bien la protesta magisterial se realizó sin incidentes, antes del mediodía diversos medios de comunicación difundieron versiones de que integrantes de la CNTE se dirigían a la terminal aérea y otro grupo a San Lázaro, lo que de inmediato fue desmentido por la dirigencia magisterial, la cual puntualizó que la ‘‘acción unitaria fue concentrarnos en las inmediaciones del Senado’’.
 
Aunque en la asamblea estatal de la sección 22 –del pasado lunes– se informó que el número de docentes en la capital es de más de 20 mil, integrantes del movimiento dijeron que en el campamento hay cerca de 12 mil. ‘‘Hoy se verá la fuerza del magisterio’’, advirtió Juan José Ortega Madrigal, secretario general de la sección 18 de Michoacán.
 
La protesta concluyó pasadas las 16 horas. En medio de la lluvia, los inconformes regresaron al Zócalo para concentrarse en la asamblea estatal de Oaxaca y, posteriormente, en la reunión de su dirigencia nacional.
 
Por la noche, en una acción sorpresa, cerca de mil 500 profesores de la sección 9 del Distrito Federal, estudiantes normalistas, activistas y simpatizantes de #YoSoy132 se movilizaron de Bellas Artes al Senado para repudiar las leyes secundarias de la reforma educativa.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor