miércoles, 25 de septiembre de 2013

DÍA DEL MAESTRO, AUMENTO SALARIAL 3.9% (MAYO 2013)

No hay privatización
Los derechos del magisterio están a salvo, afirma Peña Nieto
Anuncia más cambios en el sistema educativo
La enseñanza seguirá siendo laica y gratuita
Acepta el SNTE la reforma, que ellos impulsaron
Foto
En su mensaje con motivo del Día del Maestro, en un acto celebrado en Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la reforma educativa está en favor de los maestros de México, porque les da certeza y garantía en el cumplimiento de su misión social, y sostuvo que la educación no se privatiza ni se concesionaFoto Presidencia
Rosa Elvira Vargas y José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Jueves 16 de mayo de 2013, p. 2
Con el compromiso del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de aceptar la reforma educativa, porque fueron sus principales promotores, el presidente Enrique Peña Nieto dijo estar estimulado y comprometido para continuar los cambios en el sistema de enseñanza. Reafirmó el carácter obligatorio, laico y gratuito de la instrucción impartida por el Estado, y anunció reformas a las leyes General de Educación y del Servicio Profesional Docente, así como a la del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, porque el país necesita a sus profesores y la enseñanza de calidad no puede seguir siendo privilegio de unos cuantos, puntualizó.
Que nadie pretenda confundir a la sociedad. La educación no se privatiza ni se concesiona. La educación es y seguirá siendo una función pública irrenunciable del Estado mexicano, enfatizó el Presidente durante la celebración del Día del Maestro en la residencia oficial de Los Pinos.
Fue un acto de protocolo, suave y sin sobresaltos, con un desayuno frugal, la cancelación de un timbre postal, la entrega de ocho reconocimientos a docentes y tres discursos. Al final, con los maestros vistiendo sus mejores galas para la ocasión, muchos se acercaron a saludar al jefe del Ejecutivo y pedirle que se fotografiara con ellos. Esto ocurrió en la explanada Francisco I. Madero de la residencia presidencial. No intervino el titular de la Secretaría de Educación Pública, Emilio Chuayffet.
A casi tres meses del encarcelamiento de la ex lideresa vitalicia del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, los sindicalistas apenas si dieron a ese hecho la categoría de coyuntura; en tanto, Peña Nieto omitió cualquier referencia no sólo a ella sino prácticamente a toda la organización gremial.
Defendió el sentido de la reforma educativa y se manifestó muy enfático para enviar un mensaje de estabilidad en el empleo a los docentes. Sus derechos, dijo, están a salvo; la reforma busca darles incentivos de superación, dignificar su labor y brindarles certidumbre en el trabajo.
Ofreció una evaluación justa, integral y técnicamente sólida, y dijo que se reconocerán las dificultades y condiciones en las que laboran, y su trayectoria no estará sujeta a criterios discrecionales.
La evaluación no busca perjudicar a nadie. No pretende exhibir ni culpar a los maestros por las deficiencias educativas, sino identificar los programas específicos para su capacitación; mientras el Estado se compromete a modernizar la infraestructura de la enseñanza, sobre todo en las regiones con mayor marginación.
Sin embargo, y pese a haber escuchado el apoyo incondicional y la convicción compartida de los sindicalistas, Peña Nieto sólo mencionó en dos momentos al SNTE: al saludar al líder gremial y al celebrar la conclusión de las negociaciones contractuales del magisterio.
Todas las referencias, reconocimientos, mensajes y demás fueron expuestas directa y llanamente para los profesores, y para recordarles que el Estado ha retomado “la rectoría y la función reguladora que le corresponde, con la finalidad de acelerar la transformación educativa’’.
Antes, con el debido agradecimiento por la respuesta salarial, el líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre, ofreció al Presidente: Puede confiar en nosotros.
Acerca de las inconformidades y acciones sindicales contra la reforma educativa cuando ésta fue aprobada –de las cuales él formó parte cuando Elba Esther Gordillo aún dirigía el gremio–, esta vez las calificó de manifestación de una preocupación legítima sobre derechos laborales.
Admitió como un gran reto para nosotros que ningún maestro pierda su plaza ni sus derechos, legítimamente adquiridos a partir de la capacitación, la formación y la actualización permanentes.
Prometió acompañar a Peña Nieto en la reconstrucción de las capacidades del Estado en todos su ámbitos, y afirmó que el SNTE nunca se ha opuesto a la reforma. Por el contrario, fuimos de sus principales promotores y muchas de nuestras propuestas e iniciativas están incorporadas en los contenidos de la reforma que hoy está socializada, dijo.
Ayer, la mayor preocupación de Díaz de la Torre, y la expresada por María Israel Hinojos –quien habló en nombre de los maestros condecorados con la medalla Ignacio Manuel Altamirano, por trayectoria y desempeño docente– fue pedir que se haga algo para recuperar la imagen social del maestro.
Somos señalados como los únicos responsables de la situación que guarda la educación en nuestro país, dijo Israel Hinojos.
A su vez, Díaz de la Torre –quien carga con el nombramiento de presidente del Consejo General para el Fortalecimiento de la Educación Pública Nacional del SNTE, diseñado en octubre de 2012 por la maestra Gordillo para sí misma– lamentó que en años recientes la imagen del magisterio fue víctima de descalificaciones y, en algunas ocasiones más, de ataques recurrentes. La politización de la educación y el enfrentamiento ideológico estigmatizaron a los maestros y a su sindicato, y de alguna manera se les ha culpado no sólo de los déficit en materia de educación, sino también de frenar los cambios en el sistema de enseñanza.
El mensaje presidencial quedó ahí: La reforma educativa es buena para México porque es buena para todos los mexicanos. Para alumnos y maestros por igual, y el gobierno continuará difundiendo sus beneficios.
Y del lado del sindicato, la adhesión incondicional a la reforma y compromisos en dos sentidos: Los conflictos en el campo educativo deben quedar atrás. El SNTE, de manera autocrítica, debe esforzarse más para comunicar de mejor manera la viabilidad de sus propuestas y transparentar sus procesos internos.
Pero también un reclamo de Díaz de la Torre: Los antagonistas políticos e ideológicos de nuestro sindicato deben dejar ya de estigmatizar a los trabajadores de la educación.


Lo recibirán 1.5 millones de trabajadores de la educación
Acepta el SNTE incremento de 3.9% directo al salario
El aumento será retroactivo al primero de enero
El monto es menor a lo aprobado el año pasado, cuando se destinó 4.25% al sueldo tabular
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Miércoles 15 de mayo de 2013, p. 7
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) aceptó un incremento de 3.9 por ciento directo al salario para 1.5 millones de trabajadores de la educación, y prestaciones diferenciadas por subsistema educativo, retroactivo al primero de enero de acuerdo con la propuesta de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con lo que alcanzó un monto menor a lo aprobado el año pasado, cuando se destinó 4.25 por ciento de aumento al sueldo tabular.
En la primera negociación salarial encabezada por Juan Díaz de la Torre como presidente del gremio, luego de la aprehensión de la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo –quien enfrenta cargos por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita–, se aprobó destinar un incremento de 1.7 por ciento en prestaciones para los 800 mil docentes de educación básica, además de 0.35 por ciento adicional para el fortalecimiento del sueldo tabular, con un aumento global de 5.9 por ciento, es decir, sólo 0.2 por ciento más que lo aprobado en 2012.
La propuesta, aprobada por unanimidad en la 37 sesión extraordinaria del consejo nacional del gremio magisterial, en el caso del personal homologado, que incluye a los docentes y administrativos del subsistema de bachillerato y de educación superior, considera 3.9 por ciento de aumento al salario, 2.4 en prestaciones y un punto porcentual adicional destinado a retabulación, a fin de avanzar en la homologación salarial de este nivel educativo con los trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de Mexico (UNAM).
Para el caso del personal de apoyo y asistencia a la educación, el SNTE acordó 3.9 por ciento directo al salario y 1.5 en prestaciones, es decir, 5.4 por ciento en términos globales.
Adicionalmente, se acordó destinar 500 millones de pesos al fortalecimiento del Programa de Carrera Magisterial, cifra similar a lo aprobado en 2012, mientras que se destinarán 200 millones de pesos para nuevas tecnologías de la información y la comunicación para todos los subsistemas, igual monto que el año pasado.
Ademas, se aprobó destinar 200 millones de pesos de recursos federales para un programa de promoción y divulgación de la reforma educativa, entre otros rubros.
En el encuentro, que se realizó a puerta cerrada en la sede del sindicato –en la calle de Venezuela–, se avaló la propuesta de la SEP sin modificación alguna. Asistentes al consejo reconocieron que los resultados de la negociación ‘‘no son para celebrar, pero demuestran que hay un gobierno federal dispuesto al diálogo’’.
Por la noche, la SEP difundió un comunicado conjunto en el que ratificó los incrementos aprobados en el consejo nacional del SNTE, y se informó que también se destinarán 75 millones de pesos para el programa de desarrollo profesional del personal de apoyo, y otros 90 millones para el subsistema de homologados.
Cabe destacar que en esta negociación no se dio a conocer ningún incremento para la creación de nuevas plazas, debido a que, explicaron dirigentes magisteriales, ‘‘desde el Congreso no se aprobaron recursos para este rubro’’.


De rodillas, el SNTE avaló la pauperización del magisterio
La CNTE califica de raquítico el aumento salarial de 3.9 por ciento
Arturo Jiménez y Laura Poy
 
Periódico La Jornada
Jueves 16 de mayo de 2013, p. 3
Dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) calificaron de raquítico el incremento de 3.9 por ciento que aceptó la dirigencia del gremio que encabeza Juan Díaz de la Torre, quien, afirmaron, de rodillas ante el gobierno federal acordó continuar con la pauperización del salario magisterial.
Francisco Bravo, secretario general de la sección 9 del SNTE, del Distrito Federal, aseguró que el aumento “no cubre en nada el poder adquisitivo que hemos perdido en años recientes. Sólo si se consideran los gasolinazos y la carestía de los alimentos, el alza salarial no alcanza, y también nos habla de la pobre interlocución de la cúpula elbista, porque Elba Esther (Gordillo Morales) está en la cárcel, pero su grupo sigue manejando a su antojo el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)”.
Recordó que en la reunión de ayer con integrantes del Pacto por México, en el que participan líderes partidistas y funcionarios federales, expusieron ante el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que no es posible seguir encubriendo a dirigentes sindicales corruptos y que la aplicación de la ley esté sujeta a si me sirven o no políticamente, como es el caso de Díaz de la Torre.
Subrayó que en el Día del Maestro siguen reivindicando a miles de docentes que realizan un “trabajo digno y diario brindan su mejor esfuerzo para sacar adelante su labor, a pesar de los múltiples obstáculos que existen en el país.
Queremos recordar al maestro que sin drenaje, luz, mesabancos y a veces sin techo sigue realizando sus funciones.
Juan José Ortega Madrigal, dirigente de la sección 18 de Michoacán, consideró que aprobar un incremento de 3.9 por ciento para los 800 mil profesores de educación básica es un entreguismo de la cúpula sindical charra, pues no alcanza para comprar ni un boleto del Metro, cuando hay miles de maestros que caminan horas para llegar a sus escuelas.
Consideró que se trata de un nuevo golpe a la precaria situación salarial del magisterio, pues la decisión de la dirigencia del SNTE justifica la permanencia de Juan Díaz en el espacio que quedó después de la detención de Elba Esther. El gobierno federal lo reconoce como interlocutor formal con la condición de imponer la reforma educativa, el aumento salarial y detener el movimiento magisterial.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor