jueves, 16 de mayo de 2013

Marchan miles al Zócalo contra la reforma educativa

Día del maestro
Exigen que no se imponga un modelo sin consulta social
El plan oficial responde a intereses económicos empresariales, afirman

Foto
Integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación marchan sobre la avenida Ribera de San Cosme rumbo al Zócalo, durante la jornada del Día del Maestro contra la reforma educativa
 
Foto Francisco Olvera
Laura Poy y Arturo Jiménez
 
Periódico La Jornada
Jueves 16 de mayo de 2013, p. 3
 
Casi 15 mil integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se movilizaron en la capital del país en rechazo a la reforma educativa y para exigir al gobierno federal que no imponga un modelo de enseñanza que no fue consultado con la sociedad ni con los maestros de base, que, sobre todo, responde a los intereses económicos e ideológicos de sectores empresariales nacionales y extranjeros.
 
Al llegar al Zócalo de la ciudad de México, Francisco Bravo, secretario general de la disidente sección 9 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) del Distrito Federal, afirmó: este 15 de mayo salimos a festejar el Día del Maestro, pero en un ambiente de claroscuros, porque por un lado se hace un anuncio salarial raquítico, y por otro abrimos un canal de diálogo con la Secretaría de Gobernación, en cuya mesa nos pueden escuchar, pero podrían no resolver.
 
Recordó que desde 1992 el gobierno federal ha impulsado cuatro o cinco reformas, revoluciones y alianzas educativas que han fracasado; prácticamente es una por sexenio y no hemos mejorado, sino al contrario.
 
La marcha partió de las inmediaciones del Metro San Cosme a las 10:20 horas, encabezada por la dirección política nacional de la CNTE, seguida por maestros de Oaxaca, Michoacán (cuyo contingente era de los más numerosos), Distrito Federal, Guerrero, Puebla, Hidalgo, estado de México, Guanajuato, Morelos y Tlaxacala, entre otros.
 
También participaron alumnos de la Universidad Pedagónica Nacional y miembros de la Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata, del Frente Popular Francisco Villa Independiente y del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), quienes se unieron a los profesores en la esquina de Carpio e Insurgentes.
 
El dirigente de los electricistas, Martín Esparza, se incorporó desde antes en la vanguardia de la marcha.
 
Con mantas y carteles contra las modificaciones a los artículos tercero y 73 constitucionales, que establecen nuevos mecanismos de ingreso, selección, permanencia y ascenso en la carrera magisterial, los docentes exigieron que se abrogue la reforma y demandaron una convocatoria amplia para un diálogo nacional, mientras marcharon por Ribera de San Cosme y continuaron por Insurgentes, Niza y avenida Chapultepec, donde hicieron un mitin frente a Televisa.
 
Una de las críticas persistentes fue al concepto de evaluación. Un maestro michoacano, quien marchaba descalzo, portaba un cartel sobre el pecho en el que exigía que se evaluaran todos los factores de la educación, del Presidente de la República para abajo.
 
Del mismo estado, Antonio Jacinto, con 38 años de servicio en una escuela rural primaria de Huetamo, dijo que asistió a la movilización porque “siento la necesidad de que esto vaya cambiando, que no empeore; la reforma, que es laboral, no educativa, es un golpe muy fuerte a las generaciones nuevas de docentes.
 
Queremos que los legisladores y quienes intregran el Pacto por México vayan a la escuela y vean el trabajo del maestro, qué está haciendo. Nosotros despertamos a los niños para que aprendan, tratando de fortalecerlos, de darles ánimos para que continúen estudiando, pese a que viven en la pobreza. Allá queremos verlos, en el monte, no aquí, sentados y levantando el dedo, dijo Antonio Jacinto mientras la marcha ingresaba al Zócalo y por el altavoz se escuchaba: Esto no es el Pacto por México, es el pacto contra México.
 
Mientras una comisión de tres docentes entregaba su proyecto alternativo de educación a personal de Televisa, en el que además exigían el derecho de réplica, unas cuadras antes, frente al Metro Cuauhtémoc, el profesor Delfino López, quien vive en el municipio de Nezahualcóyotl y trabaja en la capital del país, interpretaba al micrófono canciones recreadas con consignas.
 
Al entonar Cumpleaños, aprendida de Las Jilguerillas, decía: Todo maestro consciente no se rinde ni se vende, y aquí seguimos luchando y nuestro día festejando. A ritmo de La sanmarqueña, dedicada a sus compañeros de Guerrero, cantaba: San Marcos tiene la fama de las mujeres bonitas, para mí todas lo son, pero más las combativas.
 
Frente a la televisora, cercada por 400 granaderos, todos los contingentes que por ahí pasaron durante una hora gritaban consignas como: Televisa idiotiza, y el maestro concientiza. También hacían referencia a su programación: Que no te eduque, la Rosa de Guadalupe. No faltaron críticas a la política mediática: En este edificio, hay puro desperdicio.
 
Después de las 12 horas la vanguardia enfiló sobre avenida Chapultepec, dobló en Eje Central y de ahí continuó por 5 de Mayo para ingresar a la Plaza de la Constitución.
 
Los profesores realizaron otro mitin frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y entre los acuerdos que alcanzaron destacó el fortalecimiento del plantón nacional que mantienen en el Zócalo.
 
A las 13:45 ingresó a la plaza el último contingente, integrado por un amplio grupo del SME.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor