lunes, 14 de enero de 2013

La reforma educativa en las redes sociales.


Luis Hernández Montalvo

La nueva clase dirigente; producto de los reacomodos de los líderes políticos y de un realineamiento de las fuerzas partidarias posterior a las elecciones  del 1º de julio del año pasado; decidieron, en cuestión de horas y días  avanzar en acuerdos y compromisos programáticos denominados “Pacto por México”; por el cual, han impulsado una reforma constitucional de los artículos 3º  y 73 para presentarlos como una “reforma educativa”.

 El anuncio de una nueva reforma educativa sexenal provocó un desaliento entre amplios sectores del magisterio y fue recibido de manera distinta por los líderes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que,  en esta ocasión, no fueron invitados y mucho menos incluidos en el escenario de su anuncio como venía ocurriendo en las últimas cinco décadas. Los líderes del SNTE como los principales interlocutores del gobierno en turno, se convirtieron en un pretexto para plantear la reforma como un asunto de recuperación de “la rectoría del Estado en educación”.

La nueva reforma plantea el funcionamiento burocrático de la educación nacional, creando en primer lugar el Servicio Profesional Docente, en el cual se plantea que solo los mejores ascenderán por méritos docentes profesionales; el texto constitucional reformado es el siguiente:

III. Para dar pleno cumplimiento a lo dispuesto en el segundo párrafo y en la

fracción II, el Ejecutivo Federal determinará los planes y programas de estudio de

la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República.

Para tales efectos, el Ejecutivo Federal considerará la opinión de los gobiernos de

las entidades federativas y del Distrito Federal, así como de los diversos sectores

sociales involucrados en la educación, en los términos que la ley señale.

Adicionalmente, el ingreso al servicio docente y la promoción a cargos con

funciones de dirección o de supervisión en la educación básica y media superior

que imparta el Estado, se llevarán a cabo mediante concursos de oposición que

garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan. La

ley reglamentaria de este artículo fijará los términos para el ingreso, la promoción,

el reconocimiento y la permanencia en el servicio. Serán nulos todos los ingresos

y promociones que no sean otorgados conforme a la ley;

Aunque la redacción de la adición a la reforma del artículo 3º constitucional, aún es muy ambigua en lo que se refiere a la definición de la “permanencia”, esta fue definida en los discursos del Presidente de la República y las posteriores declaraciones del Secretario de Educación Pública, el señor Emilio Chuayffet, en el sentido de que la reforma ponía fin a las “plazas vitalicias” que muchos interpretamos como la cancelación de las plazas de base, lo que ha causado un ambiente de incertidumbre y temor entre los profesores de todo el país; que conforme han pasado los días, los sindicatos, grupos de trabajadores, corrientes y expresiones sindicales  han iniciado una amplia movilización de información, que se expresa en primer lugar en la campaña de firmas de amparo contra la Reforma Laboral aprobada recientemente.   

  Las propuestas de la reforma constitucional no son ni nuevas ni novedosas en la medida que los exámenes de oposición fueron una parte sustantiva de la llamada Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) del sexenio pasado y que por cierto aparecía como una propuesta del SNTE.

Habrá que recordar que los controles del magisterio a través de los exámenes –entre los que destacan el “Examen Universal”- fueron celebrados por la Presidenta del CEN del SNTE como una iniciativa sindical e incluso, personal.

En lo que se refiere a la llamada autonomía del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, realmente, se trata de la creación  de un organismo burocrático sin paralelo en la historia de la educación pública de México; pues no solo pretende evaluar  “de manera imparcial” el desempeño de los maestros, sino de todo el sistema educativo nacional y por ley estará por encima de la propia SEP.

Otro de los rubros de la reforma tiene que ver con el hecho de que en los próximos días el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) contará a los profesores, estudiantes y escuelas, para actualizar el Sistema de Información y Gestión Educativa. Esta medida pone fin no solo a los miles de comisionados sindicales que realizan actividades políticas y de toda clase, menos de docencia. Tal vez se buscará terminar con las dobles y triples plazas destinadas a profesores con actividades políticas de partido o sindicales y que hasta ahora, no había sido posible cuantificar el tamaño del problema por la injerencia sindical de todo tipo; pero también de la corrupción impuesta por los gobernadores de los estados y las administraciones locales.

Si bien la postura de los líderes sindicales ha sido muy escurridiza y hay motivos suficientes para desconfiar del enojo de los líderes postizos del SNTE, lo cierto es que la reforma también los afecta y el gobierno, aún tiene varias cartas sobre la mesa que puede utilizar para evitar que los trabajadores se desborden en un conflicto de dimensiones no previstas por los ingenieros de la política educativa del país.

En esta pelea por el espacio de la educación pública intervienen distintas visiones e intereses de, desde las ideológicas arropados por los sectores más atrasados  de la derecha mexicana hasta los que buscar convertir a la educación pública en un espacio de intercambio comercial al servicio de las grandes corporaciones empresariales.

El temor y la incertidumbre de los primeros días de diciembre, pronto escalaron la indignación y los reclamos a los dirigentes de las secciones sindicales del SNTE, -y de la CNTE-, pero también a los líderes de los sindicatos autónomos, estatales e independientes de los trabajadores de la educación y de manera inédita, los maestros empezaron a hacer uso de los correos electrónicos y sobre todo, de las redes sociales y las postales de navidad y de fin de año, muy pronto han sido sustituidas por las que contienen leyendas en defensa de la educación pública, por primera vez advierto un interés por compartir información relacionada con las reformas y sus alcances inmediatos en el trabajo docente.

Los líderes se habían encargaron de impedir el acercamiento entre maestros de distinto signo ideológico y preferencias políticas, que los del SNTE … y los de la CNTE…la reforma al 3º. Constitucional, ha propiciado la convergencia de los trabajadores en una misma preocupación, compartida, en los muros de FaceBook o en Twitter, en blogs personales y de escuela, de delegaciones sindicales, en las supervisiones. El interés mostrado, prefigura  un nuevo tipo de acción sindical, pero sobre todo la posibilidad de que los trabajadores puedan coincidir en puntos de vista, en opiniones y en las plazas públicas codo con codo, en defensa de la escuela pública y la dignificación del trabajo de los profesores sin controles clientelares maniqueos.

Y en este terreno, la SEP y el gobierno federal está respondiendo de manera muy lenta y torpe; en días recientes, un organismo denominado “Por México” distribuyó una carta tratando de explicar a los profesores las pretendidas bondades de la reforma, el texto muy mal redactado no está firmado por nadie y; en las últimas horas, fue creada una página de pésimo gusto en su diseño, en su contenido con las opiniones –en 140 caracteres- de los líderes del PRD y del PAN, de Ricardo Raphael, de Emilio Chuayffet, de José Narro, de Jesús Silva Herzog Márquez , de Héctor Aguilar Camín y opiniones anónimas de profesores, estudiantes de primaria, directores y supervisores que apoyan las reformas; que habla de la improvisación de la nueva administración educativa y que denominaron: #ReformaEducativaen140caracteres y que se localiza en la siguiente dirección electrónica: http://pactopormexico.org/lareformaeducativa/

Pues bien, dado que el espacio de la educación pública está en disputa por las distintas fuerzas políticas y económicas del país, la primera tarea sindical, está el de promover la participación de los profesores en las redes sociales, en la creación de páginas de FaceBook por escuela, centro de trabajo, supervisión escolar y delegaciones sindicales, creando blogs y poniendo en juego todas las iniciativas de lucha sindical convergente, sin limitaciones ideológicas o políticas que confronte a los trabajadores, lo que está en juego, es la vigencia de la escuela como la soñaron y construyeron las distintas generaciones de educadores mexicanos, a los que se les honra defendiendo a la escuela palmo a palmo. (14-01-2013)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor