viernes, 21 de diciembre de 2012

Los maestros mexicanos en la ilegalidad laboral


Luis Hernández Montalvo

Los maestros de México  no tienen un contrato colectivo de trabajo que regule su ingreso, promoción y permanencia en el ejercicio de la docencia; lo que ha funcionado hasta hora ha sido un Reglamento de las Condiciones Generales de Trabajo del Personal de la Secretaría de Educación Pública, que entró en vigor el 1º. De febrero de 1946; y el otro elemento que sustituyen al Contrato Colectivo, lo constituyen las negociaciones salariales anuales; que antes eran en mayo y ahora en febrero.

Dicho reglamento establece la existencia de trabajadores de confianza y de base, destacando en primer lugar a los Secretarios, subsecretarios y Oficial Mayor y todo el personal que se encuentre bajo su mando. Esto es lo legal, diremos que esto es lo correcto; sin embargo, la realidad es muy distinta; sobre todo la que refiere el Reglamento de 1946 y la que se fue construyendo a lo largo de siete décadas. Recordemos que en sexenio anterior, el subsecretario de educación básica fue nombramiento sindical y yerno de la Presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

Las relaciones políticas de los líderes del SNTE, su creciente influencia en la vida nacional y política permitieron avanzar en puestos que estaban reservados exclusivamente para los trabajadores de confianza, para la administración y durante el periodo del cacicazgo de Carlos Jonguitud Barrios y durante los últimos 23 años, en la ambición de los líderes sindicales estaba la silla que ocupara el educador José Vasconcelos.

Las ambiciones políticas de los líderes de los partidos políticos y del sindicato fueron muy lejos al ceder franjas importantes de la responsabilidad del Estado en la conducción del sistema educativo nacional a los líderes del SNTE; al grado de envilecer la misión de la organización gremial del magisterio,  y la de los líderes; pero también, la de los maestros de escuela, los  mismos que ahora asumen las prácticas de inmoralidad como “derechos laborales”.

En esta línea se puede advertir el tráfico y venta de plazas a maestros y a personas que no tienen la formación elemental para el ejercicio de la docencia, todo es negociable, -con dinero y en especie- con favores de todo tipo, un cambio de adscripción de escuela, un ascenso a director o directora de escuela, de supervisión escolar al margen de los derechos que establece el escalafón de mandos, una comisión sindical, una doble plaza, un incremento de horas, protección y ausentismo escolar, una comisión como Apoyo Técnico Pedagógico…

Los líderes del SNTE –en esto no habría que confundir líderes con Sindicato de trabajadores- no solo controlan una parte importante de la estructura burocrática de la Secretaría de Educación Pública federal, sino también la casi totalidad de las administraciones locales; y a partir del 14 de diciembre de 1973, El Reglamento de Escalafón de los Trabajadores al Servicio de la Secretaría de Educación Pública, bajo la simulación de una supuesta Comisión Nacional Mixta de Escalafón SEP-SNTE y -minucias de  las formalidades burocrática- en el anterior sexenio, el SNTE, invirtió el orden en la colocación de las siglas en documentos oficiales de SEP-SNTE, por SNTE-SEP. Minucia sintomática que marca hasta qué punto se trastocaron las fronteras del sindicato con las de la administración.

Todo lo anterior está en juego, incluyendo la necesidad de las reformas a la educación y al trabajo docente pero que esta discusión debe generarse desde las escuelas y no desde las nuevas conveniencias políticas tanto de las internas del país, como las del exterior como es el caso documentado de organismos como la OCDE; las reformas como un ajuste de cuentas con su respectiva carga de odio entre el Secretario de Educación entrante y la líder de una casta burocrática que niega al sindicato como órgano de defensa de los intereses profesionales del magisterio.

La reforma al artículo tercero constitucional está en camino y muy pronto, reglamentos y escalafón de mandos quedarán sin efecto todas sus disposiciones, lo bueno y lo malo de más de siete décadas de construcción para dar paso a otros, que respondan a intereses, legítimos o no, en la conducción de la educación pública. ¿Mientras tanto? Tiremos el agua sucia de la bañera con todo y niño dentro.

Las nuevas reglas para el ingreso, promoción y permanencia del magisterio en las aulas están delineadas en la expresión de odio del Señor Emilio Chuayffet Chemor: El que repruebe se va y eso no es pactable. –en referencia a los maestros que reprueben el examen universal-

La reforma constitucional y la reforma educativa que se derive de la misma, traerá cambios profundos en las relaciones laborales de los trabajadores docentes, técnicos y administrativos de educación básica y prácticas culturales e intereses largamente larvadas en las oficinas de los mismos personajes que ahora buscan ajustar cuentas con los que se convirtieron en una costra incómoda de la administración de los servicios educativos del país, no están exentos de un nuevo y renovado ciclo de movilizaciones y resistencias que vendrán desde las modestas aulas de escuela, hasta las estructuras de los sindicatos y grupos de interés local

Este sistema educativo que se construyó durante la década y el gobierno de Manuel Ávila Camacho, bajo el ambiente de la política de Unidad Nacional; hoy la reforma ocurre gracias a que se generó un Pacto Nacional entre los Partidos: Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática –Los tres disputándose la paternidad de la iniciativa del Pacto y de la elaboración de la reforma educativa-; pero también están los supuestos grupos que se proclaman de la sociedad civil, los empresarios y los sindicatos empresariales, los grupos de poder económico, las televisoras y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico –la OCDE- ¿Estamos ante una nueva etapa de la política avilacamachista de los años cuarenta? No olvidemos que una reforma al 3º. Constitucional dio origen al SNTE y una nueva reforma lo destruirá hasta sus cimientos  Escrito el día anterior al fin del mundo y de la profundización del ocaso de la educación pública.(20-12-2012).

Correo electrónico: hernandez_luis21@yahoo.com.mx


 

1 comentario:

  1. A PENSIONADOS Y JUBILADOS, TAMBIEN SE NOS VA A DAR EL AUMENTO.?

    ResponderEliminar

poemas de amor