jueves, 16 de agosto de 2012

Aunque con boleto, muchos adultos mayores se quedaron sin su baile anual



Más de 100 mil jubilados acudieron al Palacio de los Deportes
Ariane Díaz
Periódico La Jornada
Jueves 16 de agosto de 2012, p. 40
 
Ríos de adultos mayores se enfilan del metro Velódromo al Palacio de los Deportes para disfrutar del baile anual Bailar es Recordar, organizado por el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) y una radiodifusora.

Todos acuden vestidos para una ocasión de gala, perfumados y contentos, si bien calificaron que el acto resulta una migaja luego de que colaboramos toda nuestra vida para el desarrollo de un México pujante y que ahora se encuentra saqueado.

Un hombre y su sobrina, ambos pensionados por haber trabajado en el Gobierno del Distrito Federal toda su vida, regresan decepcionados, porque no pudieron entrar al foro donde miles de adultos mayores –cerca de 100 mil, según los organizadores– bailaban al ritmo de rocanrol, chachachá y mambo, cortesía de seis grupos y orquestas.

No es la primera vez que pasa. A la mera hora se llena y, aunque tenemos boletos, ya no nos dejaron entrar. Ni eso alcanzamos luego de haber trabajado por décadas, impulsando industrias, minas, carreteras, empresas de transporte. Las pensiones no alcanzan para nada, se quejan.
 
Miles danzaron al ritmo de rocanrol, chachachá y mambo en Bailar es RecordarFoto Roberto García Ortiz
Al sitio acuden sobre todo matrimonios, pero también se dejan ver grupos de amigas que van para descansar de nuestros maridos. Vestidas las señoras de lentejuela, tacones altos y labiales rojos y los varones de traje y sombrero, que adentro del salón despliegan sus mejores pasos al compás de un danzón.
Pedro López, de 85 años y originario de Veracruz, dice que la pensión es una minucia luego de tantos años de trabajo, pero hay que venir a bailar, aunque sea que nos den eso.
Como jubilado se la ha pasado del tingo al tango, paseando y bailando adonde me inviten.
Su esposa, también jubilada, asegura que es cuestión de uno hacerse la vida bonita. Yo hago muchas cosas: me voy a reuniones, visito a mis hijos, hago cosas... El dinero no es mucho, pero trato de pasármela bien.
Al inaugurar el baile, el director del Inapam, Alejandro Orozco, dijo a los asistentes: estamos en deuda con ustedes, que han dedicado su vida a formar a los ciudadanos de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor