lunes, 9 de julio de 2012

Un ISSSTE cruel y mentiroso

Quijoteando
9 de julio, 2012 [7:52]
Nicasio Fonseca Munguía 
 
El día de ayer recibí un sobre a mi nombre; el remitente, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE).
 Al leer su contenido, confieso que me invadió el asombro, la incredulidad, indignación, el coraje, aunque terminé en aras de mi salud física y emocional, riéndome, por lo que considero una cínica desvergüenza, carente de toda seriedad y profesionalismo: UN TIPO QUE SE FIRMA COMO DIRECTOR DE FINANZAS DEL INSTITUTO ME INFORMA QUE A TRAVÉS DEL PROGRAMA “MEDICAMENTO EXPRESS”, ¡YA NO TENGO PROBLEMA CON LAS MEDICINAS QUE NO HAY EN LA FARMACIA DE MI CLÍNICA, PORQUE A TRAVÉS DE UN CUPÓN ME SURTEN ÉSTOS… EN FARMACIAS PARTICULARES..! ¡EUREKA…!!!

El documento de referencia presumo que lo debieron de haber recibido en su domicilio todos los trabajadores en la república y tiene la particularidad de no traer fecha; ¿la razón? fue emitido en pleno proceso electoral y con la clara intención de influir en el mismo, sólo que, es tan mala la administración del ISSSTE, que el burocratismo provocó lo recibiéramos extemporáneo. En el sobre viene también un cuento caricaturizado y a todo color, impreso en papel caro, y cuyo tema es la alegría de unas derechohabientes que saltan de felicidad porque ya no tienen problemas para surtir sus recetas y seguir rigurosamente sus tratamientos médicos.

¿Qué pasa en nuestro país?, ¿Qué pasa con el gobierno federal que nos considera faltos de materia gris?, ¿Piensan acaso que las telenovelas, los partidos políticos, la inseguridad y los discursos de Calderón nos han convertido en ciudadanos autistas, meramente contemplativos, sin opinión y raciocinio? El cuento del cuento editado por el ISSSTE es que es puro cuento la historieta, los cupones, los medicamentos en farmacias, sean éstas del instituto o particulares; mentiras concebidas por funcionarios crueles, sádicos, irresponsables e insensibles a los que no les importa el dolor y las necesidades de quienes debieran servir por derecho de sus aportaciones.

La realidad del ISSSTE sigue siendo su mala atención en clínicas y hospitales, el trato insensible y hasta indiferente de sus directivos hacia los derechohabientes, el desabasto de medicamentos sobre todo para los pacientes con enfermedades cardiovasculares, diabéticas o cancerígenas que no admiten negligencias administrativas, mucho menos olvido institucional. Es verdaderamente criminal que los responsables de ofrecer el mejor servicio a los enfermos se dediquen a tirar el presupuesto en la impresión de material informativo mentiroso, mientras los burócratas federales y sus familias tienen que recorrer grandes distancias o viajar muchos de ellos de comunidades rurales alejadas hasta la ciudad, para encontrarse impotentes con una clínica que lo que menos tiene son medicamentos.

La administración de Felipe Calderón se ha caracterizado por utilizar la base de datos de las instituciones públicas federales para hacer llegar a los domicilios ciudadanos sus mensajes políticos, festinando logros que únicamente son realidad en la mente distorsionada de los funcionarios y su jefe nacional, lo que éticamente es inmoral, pero burlarse de la salud y necesidades de los trabajadores afiliados al ISSSTE y sus familias raya en el cinismo más cruel que no podemos ni debemos permitir; el problema, como siempre, es, ¿QUIÉN SE OCUPA DE ALZAR LA VOZ Y DEFENDERLOS?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor