martes, 17 de julio de 2012

Bajo asedio, Gordillo prometió dejar la dirigencia del SNTE... “cuando los maestros quieran”

Los resultados obtenidos por el Panal en los comicios, entre los motivos para que la profesora siga al frente de su corporativo político-sindical-empresarial.
Foto
Elba Esther Gordillo es blanco favorito de su otrora aliada Televisa. En la imagen, protesta de integrantes del movimiento #YoSoy 132 contra la televisoraFoto José Carlo González
Foto
Mónica Arriola Gordillo, secretaria general de Nueva Alianza e hija de Elba Esther Gordillo, será la única senadora de ese partido. En la imagen aparece con Gabriel Quadri, luego de la participación de éste en el debate entre candidatos presidenciales realizado el pasado 6 de mayo en Guadalajara. Un hijo del también académico será diputado suplente, en una fórmula que completa René Fujiwara, quien será legislador propietarioFoto Cristina Rodríguez
Arturo Cano
Periódico La Jornada
Martes 17 de julio de 2012, p. 2
Bajo el asedio cotidiano de dos candidatos presidenciales, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador, dañados sus lazos con Felipe Calderón, blanco favorito de su otrora aliada Televisa, Elba Esther Gordillo aprovechó una visita a Sinaloa para decir que su vida sindical se acerca a su fin. Claro, cuando le pidieron fecha, usó la fórmula de siempre: me voy cuando los maestros quieran.
Tras los resultados electorales, y visto que el PRI de Enrique Peña Nieto no alcanza la mayoría simple en la Cámara de Diputados ni con sus aliados verdes, el anuncio de Gordillo se queda en lo que fue: un artilugio para despresurizar una atmósfera política que le era adversa como nunca.
En el círculo íntimo de Elba Esther Gordillo arquean las cejas o de plano ríen cuando comentan columnas de prensa que incluso asignan encargados de Peña Nieto para dar una salida digna a la lideresa, y las colocan en la misma tesitura de otras que hasta la han matado, con parte médico incluido.
¿Adiós Elba? No está en sus planes irse, confirman fuentes del sindicato.
Aunque no el único, el saldo electoral del partido fundado por Gordillo es uno de los motivos para que se mantenga al frente del corporativo político-sindical- empresarial comúnmente conocido como elbismo.
La relación con el PRI nunca se rompió
Otro mal perdedor, tuiteó Gabriel Quadri sobre Felipe Calderón, luego de que el Presidente se refiriese –según algunos para elevar el costo de la negociación y dejar claro dónde está el mando panista– a la compra de votos en la elección del primero de julio.
Para conservar su reputación de candidato ciudadano, Quadri evitó usar las redes sociales para proclamar como buena ganadora a la querida amiga Elba Esther Gordillo. Pero ganas no le deben de haber faltado.
El partido creado por la profesora chiapaneca resultó tan eficaz electoralmente que incluso, como en 2006, le regateó apoyo a su propio candidato a la Presidencia. Mientras Quadri obtuvo 2.29 por ciento de los votos, los candidatos a senadores del Panal se llevaron 3.70, y los aspirantes a diputados, 4.08 por ciento.
Fernando González y Mónica Arriola, yerno e hija de la profesora Gordillo, confirmaron satisfechos sus cálculos, opuestos como estuvieron, aunque en momentos y por razones distintas, a la candidatura del ingeniero ambientalista y liberal.
González rechazó desde un principio la ruptura de Nueva Alianza con el PRI. A pesar de ser candidato a senador por el Panal, hizo público su voto por Peña Nieto.
Durante la campaña hizo la guerra a Luis Castro, presidente del Panal, a quien acusaba de privilegiar la candidatura presidencial y dejar sin gas a los aspirantes a diputados y senadores. El riesgo, decían desde su flanco, era que Nueva Alianza tuviera buenos resultados en la elección presidencial, conservara el registro, pero no lograra llevar legisladores al Congreso.
Mónica Arriola Gordillo, quien gracias al porcentaje que le consiguieron las secciones del SNTE será la única senadora del Panal, quiso en un principio tripular al candidato presidencial. Al no conseguirlo, se concentró en las campañas de legisladores y dejó a Castro la tarea de coordinador de la campaña presidencial.
Mientras Quadri se lanzaba como candidato contra la fauna jurásica del PRI, el yerno de Gordillo, Fernando González, mantenía aceitada la relación con el tricolor con tan buena mano que, al cuarto para las 12, Peña Nieto compareció ante la cúpula del SNTE.
La ruptura de la alianza con el PRI quitó a González la senaduría que tenía en la bolsa. Como candidato de la fallida coalición, llevaba de suplente nada menos que a José Ignacio de Nicolás, secretario de Desarrollo Económico de Sinaloa en el gobierno del priísta Jesús Aguilar Padilla.
La relación, sin embargo, no se queda en el ámbito estatal. José Ignacio es hermano de Eustaquio, poderoso empresario inmobiliario que balconeó la elección competida de Felipe Calderón ante los consejeros de Banamex. Eustaquio, dueño de Homex, fue compañero de Peña Nieto en la Universidad Panamericana e incluso se le menciona como posible integrante del gabinete del mexiquense.
Foto
La dirigente vitalicia del SNTE acudió el pasado 2 de junio a la celebración del Día del Policía en las instalaciones de la PFFoto José Carlo González
La bancada premia sangre, amistad y lealtad
La bancada del Panal en la Cámara de Diputados premia los lazos sanguíneos y amistosos, así como la lealtad sindical.
Así, será diputado Fernando Bibriesca, hijo menor de Martha Sahagún, cuya postulación es prueba de la sellada amistad transexenal de la lideresa con la pareja presidencial.
Varios cuadros sindicales experimentados forman parte de la bancada de oro. La primera es Sanjuana Cerda, conocida en la cúpula del SNTE como Sanjuanita, quien ha sido tesorera del sindicato y coordinadora de delegaciones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.
Hace unos años Cerda se convirtió en una heroína del elbismo, cuando profesores disidentes de Michoacán la vejaron en medio de una protesta. Entre los elbistas se considera que tiene mayores posibilidades de coordinar el grupo de legisladores, dada su trayectoria, aunque tiene en su contra lo que resume un dirigente del Panal: la maestra la elogia en público, pero la pendejea en privado.
Otro personaje con posibilidades de convertirse en cabeza de la fracción es Lucila Garfias Gutiérrez, proveniente de la sección sindical consentida de Gordillo, la 36 (Valle de México). Además de secretaria general de dicha sección, ha sido dirigente estatal del Panal (uno de los pocos casos en que la primera posición se deja a un maestro) y diputada local en el estado de México, donde respondió el quinto informe de Peña Nieto.
Tercera en la lista, aunque con menores probabilidades, es la chiapaneca Sonia Rincón Chanona, ex secretaria general de la sección 40.
También del ámbito sindical vienen José Angelino Caamal Mena, ex secretario general de la sección 4 (Campeche) y miembro de la dirección nacional del SNTE, lo mismo que María Guadalupe Talamante Lemas, líder del sindicato y del Panal en Sonora.
Cristina Olvera Barrios, dirigente del sindicato de la Secretaría de Desarrollo Social, fue la beneficiaria de la cuota que correspondió a los gremios de burócratas que acompañaron a Gordillo en la destrucción de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado.
Fuera del ámbito familiar y sindical se encuentran el mexiquense Luis Antonio González Roldán y el empresario Rubén Félix Hays, paisano del yerno de Gordillo.
González Roldán es dueño de una trayectoria política que comparten algunos aliancistas: ha sido miembro del PRI y del PVEM (fue secretario de su comité nacional). Actualmente es legislador local en el estado de México y ha sido representante ante el IFE.
El papel de comisario de la familia correrá a cargo de René Ricardo Fujiwara Montelongo, de 28 años, primogénito de la hija mayor de Gordillo, Maricruz Montelongo, esposa de Fernando González.
Fujiwara podría operar a la manera de su tía Mónica, quien controlaba los dineros y las decisiones sin ser formalmente la coordinadora, pues entre los elbistas se considera que sería un error exponerlo.
El nieto de Gordillo es además presidente de Alianza Joven, que hace unos años definía así frente a sus amigos: lo que pesa es que soy presidente de una organización grandísima, vinculada al partido, con dinero del SNTE, y que puedo hacer lo que se me hinchen los güevos; cualquier cosa que se me ocurra y pidiéndole dinero a quien sea.
Para no comportarse como los políticos de siempre, el candidato presidencial del Panal hizo poner como suplente de Fujiwara a su hijo, Luciano Quadri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor