viernes, 1 de junio de 2012

Heridos, 10 profesores de la CNTE tras choque con la PF

Luego de marchar a la SG y tras no lograr acuerdos, docentes derriban vallas de seguridad

 
Disparan uniformados cartuchos de gas lacrimógeno, balas de goma y granadas esféricas

Foto
Karina Avilés y Laura Poy
 Periódico La Jornada
Viernes 1º de junio de 2012, p. 43
 
Al concluir la movilización de maestros disidentes del Auditorio Nacional a la Secretaría de Gobernación (SG), elementos de la Policía Federal dispararon a los manifestantes gas lacrimógeno y balas de goma en las inmediaciones de la dependencia, con un saldo de 10 educadores lesionados.
En el cuarto día consecutivo de protestas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigió la instalación de una mesa central de negociación con el titular de la SG, Alejandro Poiré, y gobernadores de varias entidades, para obtener una respuesta a su exigencia de cancelar la evaluación universal. Sin embargo, las partes no llegaron a ningún acuerdo y el diálogo se suspendió.
Los maestros responsabilizaron al gobierno federal del ataque y lo acusaron de premeditar la agresión. ¡Quieren la guerra, se las vamos a dar, camaradas! Estamos en una etapa próxima al proceso electoral, advirtió el líder guerrense Gonzalo Juárez.
Ante la negativa de las autoridades a sus demandas, los mentores lanzaron una respuesta: Le jalaron la cola al tigre. Pero si ni más de 3 mil policías nos hicieron retroceder en Oaxaca, aquí estaremos mañana (hoy) 72 mil maestros de aquella entidad.
Además, la agrupación de docentes sumó el reclamo de cancelar la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (Enlace), cuyas copias fueron exhibidas tras la marcha, como muestra de la corrupción prevaleciente en el “charrismo sindical y la Secretaría de Educación Pública (SEP)”. Esto, en vísperas de que el examen se aplique a más de 15 millones de alumnos de primaria y secundaria.
Al término de las pláticas con el subsecretario de la SG, Obdulio Ávila –las cuales fueron interrumpidas ante la agresión contra docentes–, la comisión negociadora de la CNTE informó, en voz de Francisco Bravo, líder del comité democrático de la sección novena, que no hubo respuesta a su demanda central de establecer una mesa de negociación, pues la dependencia sólo ofreció consultar el planteamiento.
Gobierno de Calderón, represor
Los contingentes, nutridos principalmente por maestros de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, zona metropolitana de la ciudad de México y Morelos, llegaron a 6 mil manifestantes –según fuentes oficiales–, quienes arribaron poco antes de las 13 horas a la SG, donde encontraron vallas metálicas desplegadas en el perímetro.
Casi enseguida, una comisión de maestros fue recibida por Obdulio Ávila; el jefe de la unidad de Gobierno de la SG, Carlos Reynoso, y el subdirector de Otorgamiento de Créditos del Issste, Jorge de la Vega. No había ningún representante de la SEP.
Al cabo de más de dos horas y media de espera en las calles de Bucareli, Ayuntamiento y Abraham González, los mentores decidieron hacer presión, luego de enterarse de que no había avances en las conversaciones, por lo que derribaron las vallas metálicas, detrás de las cuales había unos 400 policías federales.
Los inconformes rodaron las vallas por el suelo; los uniformados permitieron el avance. Una vez que los manifestantes penetraron los límites de seguridad, los policías les dispararon con escopetas Darwing 38, que lanzan cartuchos con gas lacrimógeno y también granadas esféricas con gas irritable y hechas de material de plástico, el cual se calienta y quema, además de balas de goma. Ante esto, los maestros corrieron en estampida hacia Reforma, pero de ese lado también les dispararon gas, de tal manera que los acorralaron y tuvieron que dispersarse en las calles aledañas.
Diez maestros resultaron lesionados. Entre ellos, Raymundo Villarreal, quien fue herido en la frente con uno de los cartuchos del gas, en tanto Juan López Vázquez presentó laceraciones en las manos y Vladimir Aquino fue herido por una bola de goma en el estómago.
Estamos ante un gobierno represor y violento como es el de Felipe Calderón, dijo el líder de la sección 18 de Michoacán, Jorge Cázares. Los maestros se retiraron y advirtieron que en las redes sociales expondrán las agresiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor