lunes, 25 de junio de 2012

El autoritarismo como fortaleza de la SEP poblana.

Luis Hernández Montalvo

“…los administrados se encuentran despojados de su poder humano esencial, el de decidir y organizarse por sí mismos, el de escoger, comunicarse, etc. Quedan reducidos a “cosas”: ejecutantes más o menos pasivos, engranajes de una máquina, instrumentos materiales” LABROT, Michel, Pedagogía Institucional, Humanitas, Buenos Aires, 1966. 

La conclusión que podemos sacar de las palabras, los desplantes y las gesticulaciones del señor secretario de educación pública en el estado de Puebla; es el de un autoritarismo sin precedentes en la educación poblana; tan irracional como insensible y caprichoso.
 
Tras la imagen de rudeza que pretende proyectar el señor Luis Maldonado Venegas de cara a los medios de comunicación, se esconde la incompetencia de un funcionario que no ha sabido comunicarse con los profesores de Puebla, los que no requieren ser tratados como delincuentes para comprender lo que conviene o no al desempeño de su trabajo con responsabilidad y sobre todo, que  la insensibilidad del funcionario ha llegado a tal grado de querer silenciar al Rector de la Universidad Iberoamericana en Puebla, a propósito de su solidaridad expresada recientemente en favor de los derechos humanos y laborales de 40 directores de escuelas de educación básica cesados por oponerse a la aplicación de la prueba ENLACE (Examen Nacional de Logros Académicos en Centros Escolares).

Con el rostro descompuesto por la ira, el señor secretario de educación espetó a los reporteros que la Secretaría de Educación Pública: “…no está abierta a ningún diálogo porque estos profesores que forman parte del Consejo Magisterial Democrático Poblano, ya no pertenecen al sistema educativo poblano”.

Fue más enfático cuando señaló: “…para todos los efectos hay un cese”. ¿Qué hay detrás de estas palabras? ¿Amenazas?

Para entender  las cosas de lo que está ocurriendo en el sistema educativo poblano, lo dicho por don Luis Maldonado esconde una amenaza contra todo y todos los que se opongan a su afianzamiento burocrático de la SEP en el estado de Puebla y a llevar hasta sus últimas consecuencias, la aplicación de la Alianza por la Calidad de la Educación como un encargo especial de la Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, antes de dejar su puesto en las oficinas centrales del Sindicato.

Dice el señor secretario de educación que sus actos y acciones están apegadas a la ley y al derecho y le causa fobia todo lo que huela a “disidencia”, lo cual representa una grave involución política en una sociedad que reclama de mayores espacios de participación y del ejercicio de la crítica.

Antes de los 40 directores cesados, ya había conocido “…los actos apegados a la ley” el ex secretario de educación pública durante el gobierno de Manuel Bartlett, Juan Antonio Badillo Torre, quien fue obligado a renunciar al cargo de Rector de la Universidad Politécnica de Huejotzingo, por oponerse a la entrega de más de 7 millones de pesos de recursos propios de la Universidad, para que sea la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado quien los maneje y administre, a pesar de que no existe legislación alguna para que las instituciones educativas manejen con transparencia las cuotas que se imponen a los padres de familia y a los estudiantes, desde educación básica hasta la educación superior.

Las medidas administrativas contra el ex secretario de educación son  un escarmiento y un ejemplo para los que intenten oponerse a los designios del señor Luis Maldonado.

 Ahora corresponde silenciar al Rector de la Universidad Iberoamericana a quien le ha mandado un mensaje –con insolencia y sin respeto- que se resume en las siguientes líneas: “…lo privado que lo atienda en lo privado, lo público que opine y que lo atiendan quienes tienen conocimientos de lo público”.

 El mensaje no es exclusivo para el Rector de la Ibero, el jesuita David Fernández Dávalos, -a quien trató de ignorante- sino para el conjunto de los rectores de las universidades privadas, que por varios años han aceptado la supeditación al control burocrático de las administraciones en turno, en donde han renunciado a tener voz y voto en los organismos a los que por ley, se deben integrar.

El autoritarismo y la intolerancia expresadas en las palabras del señor secretario de educación y en los actos de la administración educativa poblana, buscan acabar con cualquier manifestación de crítica que cuestione las medidas de autoridad que se pretenden  implementar en los próximos días como la imposición de directores y rectores afines a sus pretensiones de control, por eso amenaza: “…los maestros cesados, no regresarán a su función docente y a sus centros de trabajo”

En la mira están las tres Unidades de la Universidad Pedagógica Nacional y la multiplicación de los sub centros, que por años han manejado recursos propios millonarios, sin un control transparente y que ahora, se pretende que sea la Secretaría de Finanzas quien los administre; lo cual, tampoco significa que se garantice su transparencia. ¿Y la educación básica y media superior? Absolutamente todo el sistema educativo tendrá que tributar sus recursos a la administración central. Las resistencias, ya lo saben: “…para todos los efectos hay un cese”

La fortaleza de la administración educativa en Puebla no es la ley ni el derecho, sino la voluntad de una burocracia que desprecia a ese cuerpo vivo de docentes, que por conveniencia o por miedo han renunciado a los ideales de los educadores que en otro tiempo, no hubieran permitido la existencia de un conjunto anárquico de funcionarios a sueldo, sin alma ni pensamiento propio.

 No comparto la visión y los métodos de mis compañeros que coinciden con los de la administración, y que tampoco están dispuestos a dialogar; sin embargo, la imposición de la Alianza por la Calidad de la Educación y sus medidas colaterales como las evaluaciones a estudiantes y docentes desarticuladas de un proyecto educativo claro, que coloque en el centro del debate al maestro de escuela como el principal actor de la aplicación de los programas;  como la única salida viable para remontar nuestros rezagos y atrasos que condenan al país a la parálisis, que empieza en el aula y en la escuela y que se ramifica en las instituciones y en la sociedad, en donde el miedo cobra en momentos tintes de terror; así no se podrá construir nada

¿No estamos fatigados de ver y padecer una administración egoísta e incompetente en la articulación de un debate mínimo –el diálogo sería mucho pedir- para superar visiones administrativas que reproducen tanto autoritarismo? (23-06-2012  ).                                                        


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor