jueves, 10 de mayo de 2012

La Jornada: Dinero
Enrique Galván.
 
Con tal de ganar el apoyo del Consejo Coordinador Empresarial, Josefina hizo suyas todas sus peticiones. Una de ellas está muy jalada de los cabellos: el CCE pretende que patrones y trabajadores dejen de pagar cuotas al IMSS. ¿Entonces quién pagaría? El gobierno federal. ¿Y de dónde sacaría dinero? De los 113 millones de mexicanas y mexicanos.
 
 Sus alimentos y medicinas serían gravados con IVA. Ni siquiera puede decirse que todas las organizaciones empresariales –y menos los empresarios en lo individual– avalan la propuesta del CCE, presidido por el ex de Coparmex, Gerardo Gutiérrez Candiani. No es que les disguste ahorrarse el pago de su cuota del Seguro Social, claro que les agradaría, sin embargo, perderían la representación empresarial en el Consejo del IMSS, la cual aprovechan para hacer negocios multimillonarios, ya sea mediante la venta de equipo o de medicinas, o de seguros y otros servicios que requiere el instituto. Eso por un lado. Por otro, si el IMSS se desplomara por la falta de ingresos, los sindicatos se rebelarían contra los patrones para exigir seguros colectivos que sustituyeran a los del instituto.
 
 La propuesta de Gutiérrez Candiani es un peligro para México, usando su propia terminología. No tiene el consenso con un millón de empresarios que existen en el país –sobre todo los medianos y pequeños, que son los que hacen la mayoría.
 
Cándidamente Josefina hizo suya su genialidad, sólo que se echó encima al sindicato del Seguro Social. En sus orígenes fue priísta, luego anduvo coqueteando con el perredismo, pero su secretario general, Valdemar Gutiérrez Fragoso, se hizo panista gracias a una diputación que le regalaron. Es el único sindicato de alcance nacional identificado con el PAN.
 
 “El comité ejecutivo –dice tronante– rechaza categóricamente cualquier posibilidad de eliminar el pago de las cuotas obrero-patronales. Es una propuesta populista que no abona a la ampliación de la cobertura de seguridad social en el país”. Y agrega: El pago de esta obligación patronal representa 68 por ciento de los ingresos del Seguro Social, alrededor de 172 mil millones de pesos; su eliminación sería tanto como sepultar al propio Seguro Social. ¡Ojo! Otros dos candidatos, Peña Nieto y Gabriel Gordillo, perdón, Quadri, también asumieron como propias las propuestas del CCE. Sería bueno que precisaran si también apoyan la desaparición de las cuotas del IMSS.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor