lunes, 19 de diciembre de 2011

Prodecon defiende a pensionada multada por SAT


El organismo plantea que la multa por 9 mil pesos supera por mucho el monto total de los ingresos mensuales de la sancionada.

José Manuel Arteaga El Universal

Una persona adulta mayor, pensionada del ISSSTE, la cual recibe 2 mil 493 pesos mensuales recibió multas del Servicio de Administración Tributaria por 9 mil pesos, informó la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon).

La mujer quien eventualmente obtiene otros ingresos provenientes de comisiones presentó extemporáneamente sus declaraciones provisionales de impuestos de los meses de mayo de 2009 y mayo de 2010, por lo que la autoridad le impuso la multa.

"La cantidad supera por mucho el monto total de sus ingresos mensuales", planteó la Prodecon.

La Procuraduría que encabeza Diana Bernal hizo la recomendación 03/2011 dirigida a la Administración Local de Recaudación del Centro del Distrito Federal del SAT, en donde le pidió que ponderara las circunstancias del caso concreto para condonar las multas.

La Prodecon informó que tras una investigación concluyó: "es una señora de 74 años, con problemas de salud, sin trabajo más que uno esporádico de comisionista, que es pensionada, además de que manifiesta no tener contador que la auxilie para la presentación de sus declaraciones ni recursos para contratarlo".

Además de que "no tiene bienes, razones por las que los montos de las multas rebasan su capacidad económica, siendo su pretensión, no el incumplir, sino demostrar que se encuentra imposibilitada para enfrentar esa carga determinada por las autoridades tributarias".

La Procuraduría informó que la Administración Local de Recaudación del Centro del Distrito Federal del SAT se negó a aceptar la Recomendación por lo que violó el artículo 74 del Código Fiscal de la Federación y el artículo primero constitucional en materia de derechos humanos que mandata la interpretación pro-homine.

"La facultad discrecional de condonar multas impuestas a los contribuyentes por cualquier infracción a las disposiciones fiscales, deberá aplicarse en el sentido más benéfico, tomando en cuenta la situación real y concreta que abarque las condiciones humanas, sociales, económicas y culturales en que se encuentran los pagadores de impuestos".

Además, planteó la Prodecon, se tuvo que tomar en cuenta la gravedad o levedad de los motivos que originaron la infracción, en donde se utilice el juicio de ponderación para atender siempre el interés que genere un mayor beneficio y buscando la protección más amplia del contribuyente.

"Situación que no aconteció en el presente caso", concluyó la Prodecon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

poemas de amor