domingo, 28 de febrero de 2010

Viento primero o de las armas del viento.
















Por: Alejandro Tamariz Campos*

Así, en un aliento queda tu nombre hasta el fondo de mi débil latido, como el ardor en el pecho después de la carrera, como el sabor metálico de la sangre, como este dolor constante y sutil de tu amor, impasible y oscuro, estrepitoso y violento.

Así se saborea el olvido, como el camino de fusilamiento de esa hora desagradable que no se quiere que llegue pero que es inevitable, como un grito callado e inadvertido, como un héroe sin calle ni festejos, porque la memoria del tiempo pasó la vista de corrido ante su hazaña, ante este inefable aleatorio del destino.

Pero claro, que no entiendes, porque si entendieras lo mucho que me dueles como me dueles, tal vez otra cosa sería, como ese cuento en el que un pobre diablo estaba triste, porque no tenía que comer, y sólo masticaba cáscaras, y se lamentaba y se dolía; hasta que se dio cuenta que otro más desgraciado repasaba el poco sabor de las cáscaras que el tiraba, y entonces se sintió contento, y un esbozo de sonrisa se dibujo en su rostro; evidentemente su situación no había cambiado, su estado era el mismo, pero ¡Oh sorpresa!, había otro más desgraciado que él, así es, en la medida de la desgracia no importa el dolor o la pérdida, si no la comparación con los otros, porque siempre que existe otro más desgraciado que uno, pareciera que el consuelo es no estar tan desgraciado.

Lo que comprueba que no se pueden cuantificar las desgracias, y tal vez ni los dolores; y ahora hasta tú quieres competir con este dolor añejo, con este dolor polvoroso de tiempo, del cual en gran parte fue felicidad tuya, a costa de mi lejanía, a fuerza de mi anonimato, como esa abnegación del salmón para que la vida siga, para que mi dolor fuera felicidad, la tuya, para que tus reclamos sean escuchados, a costa del alejamiento de los míos, para que tu voz se escuche a costa del silencio mío.

Y sólo es egoísmo, sólo eso, también el mío, porque a quien le puede importar alguien tan desgraciado que repasa cáscaras, a quien puede importarle una hora, un día, un abrazo, el gastarse un tiempo y un espacio, una mirada a los ojos, cuando yo hubiese dado mi brazo izquierdo, incluso un lunes o un jueves, pero cuando mi interés personal asoma la cara, es tratado como un delincuente, como a una mala palabra, como una grosería, como si le estuviera vetada la existencia, sin derecho a voz ni a voto.

Y es que ese estarte yendo mal no es exclusivo, ni siquiera para competir con mi mala fortuna, ni siquiera en otras cosas, porque en la desgracia, como canción de José Alfredo siempre gano, es decir, siempre pierdo, y si las pérdidas son mi constante, como puedo competir con el otro polo, como puedo competir si contigo siempre pierdo, si no hay manera de ganarle al amor que por ti siento.

Yo entiendo que en la vida hay prioridades, las tuyas, las que sean, cualesquiera siempre serán primero, y si alcanza, se agendará este suspiro, este dolor que me mata de angustia, esta espera que tu acordaste, este domingo, el que escogiste, este como todos esos días largos, lejanos que se estiraron como se estira el vacío en el estómago, este bogar a la deriva.

Pero como todo perdedor profesional, estoy aquí, con este dolor silencioso, que cuando se acerca a tu oído lo espantas con un movimiento de hombros, aquí, como antes, así, como ayer, como ese no llego de antes, como si la historia, no la misma, si no otra más dolorosa, solo le diera vueltas al mismo punto, casi en un movimiento cíclico.

Y la memoria del tiempo se registrará así, sin villanos ni víctimas, si no con alguien que se enamora perdidamente como yo, y que se va en esta vereda del desprecio otra vez, otra vez a brindar con extraños, otra vez a llorar por estos mismos dolores, otra vez a presumir la desgracia, a regresar a esta costumbre melodramática de la tragicomedia mexicana, José Alfredo Jiménez no ha muerto, es la memoria del pueblo que canta la misma canción, esa que se lleva el viento.

Pero ya habrá alguien que se ajuste a tus caprichos, que este a la estatura de tu vida, que no repase cáscaras, que no sea tan menos, que no te provoque tanto odio, tanto resentimiento, ni tanta indiferencia, y que sea digno de gastar tu tiempo, y la mirada de tus lindos ojos, porque este amor que siento, no alcanzó a cumplir tanto requisito, simplemente, no merece siquiera aspirar a tu fina y agradable presencia.

Hablemos entonces de las armas del viento, que hace crujir mi corazón en esta madrugada de otoño, como el crujir de las hojas de los árboles del jardín como premonición de este llanto, que ya no se soporta en las nubes grises.

Hablemos de este viento salado que se ha mezclado con las lágrimas saladas del mar, de este mismo mar que hace naufragar mi corazón herido, de esta herida, sobre la otra herida, esa que no había acabado de sanar, de esos años, y de esos dolores.

De este viento tan voraz y tan rápido, que no encuentra obstáculo, porque esta en el vacío, como en el vacío de mi vida sin ti, sin tu odio siquiera, sin tus esperas aplazadas cuando menos, sin siquiera la esperanza, esa mínima, esa que estaba en harapos, esa miserable, esa repasadora de cáscaras, esa esperanza tan desgraciada, que hacía los días largos y distantes, pero dispuesta a ese llamado casi imposible, esa esperanza que esperaba, como un caballero mal armado, mal comido y mal vestido, que espera el llamado a la batalla, que de tanto esperar ya esta oxidado, enmohecido, vacío.

Todo se va en el viento incluyendo esta desgracia, y se transforma en el viento del norte, ese que trae tormentas huracanes y desastres, ese viento que trae muerte y agua violenta, y ese dolor se va a transformar con la combinación del calor y la humedad de mis lágrimas con ese viento del norte que trae tu nombre ya marchito, y ese dolor se irá pudriendo, y se mezclará con la tierra de mis pasos que siguen recorriendo este insondable camino. Y al paso del tiempo, será campo fértil para otro amor, será la madre de otra semilla,

Canto ahora el viento que inunda ardiendo a otros cuerpos

y a través de nosotros destierra,

mas retiene confusamente unidos,

hundiendo una pequeña daga de alarmas e impaciencia.

Que no invade la ventana en que observas

el paso de otras vidas sobre tu vida y tu piel:

eres una memoria de sangre y rostros que llegan a mi,

cuerpos ardiendo en el olvido y que no se consumen

como esta hora sin sitio

que destierra y desata, absorbe y sana.

Es el viento que remonta despertando más allá de nosotros,

en la paciencia inconstante de las noches.

Ahora, vuelvo a recibir tu aliento.

Viene, llega este tu amor a través

de cuerpos semejantes a los nuestros

y ya en tus ojos nos hace mirar lo mismo.

Es el aliento que entibiará los mismos lugares

cuando abracemos la tierra que ahora nos sostiene;

que a través de otras noches, de otros años,

llegará hasta nuestros siguientes cuerpos,

persistirá en nuestras siguientes vidas,

amándote con esta caricia, con esta piel que no seré yo,

besando otra vez tus ojos, tus manos,

el tibio cuerpo que no serás tu.

Y en nuestra habitación, junto a los ríos,

en el lecho del hotel, en escondrijos,

en solitarias calles: ramas, árboles

donde este viento de amor se enreda y gime,

es viento que nos enlaza y nos comunica

más allá de los pensamientos y fracasos,

de las mentiras y masacres;

viento sin centavos, viento sin ropa, sin nombre,

que nos hace miserables y poderosos,

viento en que el muchacho se estrella en un cuerpo olvidado y

envejecido

que lo acoge,

viento en que la muchacha encuentra la primera caricia que la

aprisiona

y la descubre,

viento en cuya certeza podemos sentir que somos uno,

decir que somos uno:

luminosa, opaca, distante, envejecida, tibia,

pero luminosa, carne irremplazable.

CARLOS MONTEMAYOR…DE LAS ARMAS DEL VIENTO

POESIA 1977-1994 EDITORIAL ALDUS-MEXICO PP. 15


Veo la tierra seca, suelta, y me acuesto en ella. Abro los ojos con la cabeza apoyada en el polvo. Las piedras parecen altísimas; trato de tomar una. Tengo hambre. También sueño. Me sacudo la tierra de la cabeza y la cara. Imagino que es de noche y que hay muchísimos árboles y matorrales, y que nada puede saberse en esta obscuridad; estoy en medio y grito mucho, grito mucho, pero sin hablar, sin que me oigan. Entonces abro los ojos muy poco y veo el sol, la tarde caliente, y me los froto y el sol me arde, y pienso que vigilo la tarde, como Dios, y que nadie puede entrar aquí, en mi bosque.

Carlos Montemayor,... De mal de piedra. 1999



sábado, 27 de febrero de 2010

Mi papá, que murió en 1998, volverá a pagar impuestos.


Desfiladero
La Jornada.
Jaime Avilés

Alos 68 años y cinco meses de edad, el sábado 24 de enero de 1998, al cabo de una vida de trabajo, tormentas, naufragios y espectaculares victorias éticas y estéticas, murió de repente en su cama, leyendo un libro, Jaime Avilés Ortiz, mi papá. Hoy, una docena de años más tarde, gracias a Agustín Carstens y a las reformas aprobadas en diciembre por el PRI, el PAN, Convergencia, el Verde Ecologista, el Panal y los diputados del PRD leales a Jesús Ortega, a Manuel Camacho, a Carlos Salinas de Gortari y a Felipe Calderón, mi papá, al igual que cientos de miles de mexicanos que ya no están en el más acá, volverá a pagar impuestos... desde el más allá.

¿Terrorismo fiscal de ultratumba? Quién sabe, pero lo cierto es que ahora en México los muertos no sólo votan en las elecciones por los candidatos de la oligarquía, sino que además tienen obligaciones con Hacienda y las pensiones que legaron a sus viudas sufrirán un recorte impositivo de 30 por ciento. Para tratar de comprender este escalofriante asunto, Desfiladero entrevistó ayer a don Antonio Vital, dirigente de la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos, ex líder de las bases sindicales del Hospital General y activo participante del Foro Mundial de la Salud.

Pero comencemos por el principio, aclarando de antemano que toda la información que ustedes leerán en seguida, salvo cuando se indique lo contrario, es fruto de la experiencia y la sabiduría del señor Vital. Este se pregunta en voz alta: ¿qué es una pensión? Le respondo (para disimular mi ignorancia): ¿un lugar donde guardan sus coches los que no tienen garaje? Don Antonio ignora mi pésimo chiste y explica: una pensión es un salario mensual para el retiro, que el trabajador recibe cuando pierde la capacidad de producir debido a la edad, una enfermedad, un accidente o la muerte (en cuyo caso, el dinero lo cobra su viuda).

A lo largo de su vida productiva, los trabajadores pagan varias clases de impuestos, entre ellos el de la renta, que ahora les descuenta la tercera parte de sus ingresos, y uno más pequeño (faltaba más) con el que se forma el salario (la pensión) que percibirán cuando se jubilen. Los trabajadores de base de las empresas privadas, o sea los que cuentan con la protección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aportan 3.5 por ciento de su salario al fondo de pensiones. Los que checan tarjeta en los relojes del gobierno federal, y están adscritos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), cotizan 6.25 por ciento para su futura pensión.

Hace tres o cuatro años, el Congreso estableció que los jubilados (incluso los muertos) también pagarían impuestos, pero la medida no se llevó a la práctica hasta que el catarrito del año pasado (léase, la peor crisis económica de los últimos 77 años) obligó a la caricatura de gobierno que todavía encabeza Calderón a dictar medidas para sacarnos la mayor cantidad posible de dinero a los vivos y a los muertos, con la natural excepción de los vivales (los grandes empresarios) y los vividores (la alta burocracia). (Ojo: este desafortunado juego de palabras no es de la autoría de don Antonio.)

El costo aproximado de todas las pensiones que el gobierno paga actualmente asciende a unos 120 mil millones de pesos, cantidad que Desfiladero desglosa de la siguiente forma, de acuerdo con el artículo 7 del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2010: los 2.1 millones de jubilados del IMSS (dato de Antonio Vital) recibirán en conjunto 105 mil 361 millones 600 mil pesos, en tanto los 800 mil jubilados del ISSSTE, los 50 mil jubilados de los gobiernos estatales y los 20 mil jubilados del Gobierno del Distrito Federal (datos de Antonio Vital) se beneficiarán de los 15 mil millones de pesos restantes, pero una tajada muy abundante y generosa de esos recursos, puntualiza don Antonio, cubrirá las desmesuradas pensiones de los jubilados de lujo (ex presidentes de la República, ex magistrados, ex ministros y ex altos funcionarios del Poder Judicial, así como generales, almirantes y otros altos cargos de las fuerzas armadas en retiro) que, a diferencia de mi difunto papá, no pagan impuestos porque disponen de un sistema de fideicomisos que les permite evadirlos.

Esta es, pues, la nueva realidad de los jubilados mexicanos. Pero, ¿qué les espera a las próximas generaciones de adultos de la tercera edad? En definitiva, nada bueno. Pensando en cómo despojarlos de toda ilusión de descanso, recreo y tranquilidad económica en la vejez, los grandes empresarios y su testaferro, el titular de la Secretaría del Desempleo y la Desprotección Social, el guarura personal del magnate metalúrgico Germán Larrea, el privatizador de redes de fibra óptica chilangas, el tenebroso señor del coopelas o cuello, el porro calderonista de tiempo completo, Javier Lozano Alarcón, tiene lista una reforma laboral que en breve pasará de Los Pinos al Congreso.

Hoy por hoy, habemos alrededor de 15 millones de trabajadores activos que contamos con seguridad social (IMSS, ISSSTE y otros), en tanto 28 millones más, en su mayoría empleados de industrias tan importantes como la automotriz, la farmacéutica y la del turismo, cuyos oficios (vendedores de coches, distribuidores de muestras médicas, comisionistas de agencias de viajes, etcétera) no están regulados por contrato alguno, por tanto no acumulan antigüedad ni tendrán derecho a jubilarse y disfrutar (valga la ironía) de una pensión.

Para obtener la jubilación y la pensión correspondiente, un trabajador adscrito al IMSS debe cotizar mil 250 semanas y cumplir 60 años de edad. Quienes giran en la órbita del ISSSTE deben, si son mujeres, acumular 28 años de servicio, y si son hombres, 30. De un largo tiempo a la fecha, los modernos empresarios han inventado un perverso mecanismo para ahorrar dinero. El ejemplo clásico, afirma don Antonio, es el del muchachito que empieza a trabajar en una firma a los 18 años y cuando 30 después sopla el pastel de las 48 velitas, pues ya cubrió la mitad del requisito para jubilarse: ya pagó sus mil 250 cuotas semanales. Pero aquí viene lo malo (o lo monstruoso): cuatro años después, cuando el hombre llega a la edad de 52, su patrón lo despide para no tener que pagarle la jubilación.

La reforma laboral que pronto estará en el centro de la atención pública (tal vez cuando arranque el Mundial de Sudáfrica) pretende, dice don Antonio, precarizar los contratos de esos 15 millones de trabajadores que hoy cotizan al IMSS, al ISSSTE o a otros. ¿Qué significa precarizar? Que los empresarios podrán desconocer los contratos colectivos de trabajo (he allí los casos de Luz y Fuerza del Centro y de la mina de cobre de Cananea), para que obreros y empleados pierdan su antigüedad y con ella su derecho a la jubilación y a su pensionsotototota de 2 mil o 3 mil pesos mensuales, menos 30 por ciento de impuesto sobre la renta.

Finalizada la entrevista con don Antonio, Desfiladero supo en otros ámbitos que, en el lado más oscuro de la luna, las alianzas electorales que Jesús Ortega (PRD), Alberto Anaya (PT), Luis Walton (Convergencia) y Manuel Camacho Solís (Carlos Salinas de Gortari) están haciendo con el PAN (Felipe Calderón) y con el PRI (Televisa y Tv Azteca) tendrán que ser pagadas con una sola moneda: la aprobación de la reforma laboral de Lozano. El Mundial empieza el 1º de julio, los comicios estatales serán el 4 y, luego, el cobro de facturas será inevitable.

En repudio a estas alianzas, a la corrupción de los chuchos y a la teocrática propuesta de Pablo Gómez para que los curas acaben con el Estado laico, el dirigente de base del movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Suárez del Real, renunció ayer al PRD. Muchas y muchos más no tardarán en acompañarlo en estampida. ¡Por fin!

viernes, 26 de febrero de 2010

Calderón y Yunes


• Gustavo González Godina

Dice el dicho que Dios los hace y el viento los amontona. Hablábamos aquí hace un par de días de la calidad moral de Miguel Angel Yunes Linares, y para que tenga usted una idea de la calidad moral de su amigo e impulsor Felipe Calderón, le transcribo a continuación una carta abierta que publicó ayer en Notiver el ex dirigente nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, para decir lo que no lo dejaron decir (porque no lo dejaron hablar) el pasado 18 de febrero en la reunión del CEN de ese partido, cuando designaron a MAYL candidato único a gobernador de Veracruz.

Ahí narra Espino que Calderón no quería ni ver a Yunes en el 2006, que le pidió que evitara a toda costa que fuera candidato a senador, y que si no lo podía evitar, no lo quería cerca de Él durante la campaña presidencial en Veracruz. Pero de un día para otro cambió de opinión, ¿por qué? A continuación el texto de la carta:

“Estimados ciudadanos y amigos panistas de Veracruz: Es convicción panista que por encima de los intereses particulares deben estar los de nuestro partido, y que sobre estos debe estar el bien superior de nuestra nación. Honrar este precepto es dar dimensión ética a nuestra militancia. Por ello al habérseme negado expresar lo que considero de interés para los panistas de Veracruz y que el CEN debía conocer antes de designar precandidato único para el gobierno del estado el pasado 18 de febrero, decidí compartirlo con ustedes:


Al CEN y a la comisión que por igual calificó como excelentes a los aspirantes a la candidatura a gobernador -integrada por María Elena Alvarez, Jordy Herrera y Marco Adame- les quise preguntar si sabían, y qué opinión les merecía, que en 2006 Miguel Angel Yunes no fue candidato al Senado de la República por Acción Nacional, porque antes de la elección interna fue vetado por el entonces candidato presidencial Felipe Calderón Hinojosa, bajo el argumento de que cuando Yunes fue secretario de Gobierno con Patricio Chirinos se distinguió por su desempeño corrupto, así como por golpear, perseguir y difamar a los panistas.


Siendo yo presidente nacional del PAN, Felipe Calderón me advirtió que si Miguel Angel Yunes llegaba a ser candidato, lo rechazaría públicamente y no aceptaría su compañía en actos de campaña en Veracruz. Me exigió evitar que el ex priista fuera candidato por Acción Nacional. Consciente de no poder “bajar” a un precandidato porque sería un atropello violatorio de los derechos ciudadanos, opté por intentar que Yunes permaneciera en el gobierno, como en efecto ocurrió.


Cuando Felipe Calderón integró su equipo de gobierno e incorporó a Miguel Angel Yunes me causó enorme sorpresa, pues quien meses atrás había vetado a Yunes con severas acusaciones, ahora lo hacía titular de una importante dependencia del gobierno: el ISSSTE.


Al paso del tiempo se especuló que dicho nombramiento -como otros- era el pago de algún favor político a la profesora Elba Esther Gordillo, versión que me confirmó el propio Yunes cuando, antes de ser candidato único por el CEN, me dijo que en 2006 él había apoyado a Felipe Calderón desde la contienda interna del PAN porque así se había negociado con “la maestra”.


Me quedó claro que el entonces candidato presidencial sólo había recurrido a mí para para que yo pagara el costo de no hacer candidato a senador a Miguel Angel Yunes, como así lo hizo saber a “la maestra”, quien en algún momento de aquella campaña me reclamó que no estaba yo concediéndoles las candidaturas acordadas con “el candidato”, refiriéndose a Felipe Calderón.


En efecto, pese a la negociación de Calderón, que yo desconocía, me negué a darle al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) las quince candidaturas plurinominales que encabezan las circunscripciones y cuya designación recae en el CEN, así como algunas candidaturas al Senado de la República.


Me pareció innecesario y de alto riesgo político conceder esas posiciones a alguien que no nos garantizaba un respaldo seguro para ganar la Presidencia de la República. Era como traicionar al PAN. Además no estuve de acuerdo en la insistencia de Felipe Calderón de que yo formulara la propuesta, como iniciativa propia, a los miembros del Comité Nacional.


En la última sesión del CEN quise recordar este episodio y proponer que se acordara, antes de designar precandidato único, preguntar al presidente Calderón las razones por las que cambió su posición frente a Yunes al grado de hacerlo un destacado funcionario de su gobierno, que se le preguntara si la “línea” y presión ejercida a algunos miembros del CEN para que se votara a favor de Yunes, obedecía a otro compromiso con “la maestra” hecho a espaldas de los veracruzanos y de los militantes del PAN.


Cuando solicité el uso de la palabra y expresé mi preocupación porque fuera designado Yunes sin antes hacer algunas aclaraciones, en forma inusual y “por mayoría de votos” me fue negado el derecho a hablar ante el pleno del Comité Nacional. Asumí, como pude corroborar con algunos miembros del CEN, que la línea era designar a Miguel Angel Yunes.


No acepto que el gobierno siga tomando las decisiones que corresponden al partido. Tampoco que nuestra dirigencia sustituya a los militantes para elegir candidatos y dirigentes. Ambas actitudes atentan contra nuestra trayectoria democrática y contra nuestras convicciones. Por lo antes dicho me deslindo de la decisión tomada por el Comité Ejecutivo Nacional de mi partido.


Invito a los panistas de Veracruz a retomar el sendero de nuestra mística de servicio honesto y a represtigiar al PAN con acciones congruentes con lo que somos y pensamos. Estamos a tiempo de volver a empezar, pues no se trata de ganar el gobierno y perder los principios.


25 de febrero de 2010. Respetuosamente Manuel Espino Barrientos.”


jueves, 25 de febrero de 2010

Impuestos a jubilaciones, prestaciones, SAR y Fovissste.

Invitamos al foro que tratará las estrategias jurídicas y políticas para revertir impuestos a jubilaciones y prestaciones y la situación de los fondos de pensiones en las Afore ante las pérdidas por la crisis, con la participación de la maestra Gloria de la Luz, de la UAM-Azcapotzalco, que se realizará a las 17 horas en Gante 15, segundo piso, esquina con 16 de Septiembre. Centro Histórico.

José Antonio Vital Galicia, Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos; Irma Acela, coordinadora nacional de jubilados del SNTE-CNTE; (044-55) 2112-7490, tel./fax 5676-1789; sempo@correo.unam.mx, www.forolaboral.com.mx

miércoles, 24 de febrero de 2010

ISR (Infame Sepultura a los Retirados.)


Mensaje enviado a los Diputados de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

24 de febrero de 2010.

Nada sabemos nosotros acerca de los procedimientos internos del Congreso, pero tenemos la edad suficiente para afirmar con la experiencia que nos dan los años que los asuntos turnados a Comisiones con tremenda frecuencia van a dar al baúl de los recuerdos, al túnel del tiempo, al archivo de los asuntos muertos.

Creemos, tristemente, que las diversas manifestaciones que han hecho en el Congreso en contra del ISR a jubilados y pensionados son banderas políticas que pasadas las elecciones se olvidarán.

Tienen ustedes un total de 141 iniciativas que no han sido aprobadas, que continúan pendientes, varias de ellas desde septiembre de 2009.

¿Qué confianza podemos tener de que ayuden a los jubilados y pensionados ahora y de manera definitiva?

En el calendario de actividades de comisiones, ni siquiera está agendada la Comisión de Hacienda y Crédito Público para sesionar en febrero.

¿Lo estará para marzo? ¡Para Marzo de 2010 específicamente!?

¡¡Comprendan!! El ISR es una

Infame

Sepultura para los

Retirados.


Hacienda desvía fondo de pensiones: PRD


Roberto Garduño y Enrique Méndez
Periódico La Jornada
Miércoles 24 de febrero de 2010, p. 18

El PRD en la Cámara de Diputados documentó que la Secretaría de Hacienda (SHCP) ha convertido el Fondo de Apoyo para el Régimen de Pensiones (FARP) en su caja chica, pues a través de la figura de fideicomiso desvió 25 mil millones de pesos para inyectarlos al esquema de pensiones, de cuentas individuales del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Armando Ríos Piter, legislador del partido del sol azteca, refirió que la SHCP “ha estado utilizando los recursos del FARP como auténtica caja chica durante los últimos tres años –desde que se creo ese fondo–, violando de manera reiterada las disposiciones legales, con el agravante de ignorar las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en las auditorías practicadas en los años 2007 y 2008”.

Leticia Quezada, Uriel López Paredes, Vidal Llerenas y Agustín Guerrero refirieron que el FARP –creado en 2006– tenía alrededor de 63 mil millones de pesos y resulta que ahora hay están alrededor de 58 mil millones de pesos.

López Paredes, presidente de la Comisión de Seguridad Social, adujo que los resultados de la auditoría practicada por la ASF al FARP durante 2008 arrojaron como hallazgo principal que la SHCP utilizó 25 mil millones de pesos para completar la insuficiencia de recursos que tenía el ISSSTE en la partida destinada a pagar la nómina de pensiones.

Y los resultados de esa auditoría se suman a los obtenidos en la cuenta pública de 2007. Determinó un uso probablemente indebido de 8 mil 500 millones de pesos, los cuales fueron transferidos del fondo al ISSSTE para completar las cuotas de pensiones del gobierno federal; es decir, se incurre de manera sistemática en una práctica poco transparente ya observada por la propia ASF.

Y en los resultados preliminares para el ejercicio 2009 se advierte un uso de 5 mil 477 millones de pesos del fondo, porque el saldo pasó de 63 mil 687 millones de pesos en diciembre de 2008 a 58 mil 209 millones de pesos en diciembre de 2009.

Exigen información

Los representantes perredistas demandaron a la SHCP información sobre recursos sustraídos al FARP durante 2007, 2008 y 2009, y en qué forma contribuyeron a apoyar la consolidación de un sistema nacional de pensiones; de los programas de restructura de pensiones realizados por las entidades federativas, y alternativas para que los recursos de un fondo de tal magnitud puedan ser invertidos en otro tipo de proyectos.


Propone el PRI exentar de ISR a jubilados


  • Jiménez Macías afirma que la pensión no debe verse como una concesión gratuita, pues es un derecho
  • Dicho gravamen lo pagaron durante su vida laboral, destaca

El Financiero en línea

México, 24 de febrero.- La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado propuso reformar la Ley del Impuesto sobre la Renta para que todos los pensionados y jubilados queden exentos de pagar este gravamen.

En entrevista, el senador Carlos Jiménez Macías dijo que la pensión o jubilación no debe verse como una concesión gratuita o generosa pues es un derecho y a lo largo de la vida laboral a las personas se les descuenta una parte de su salario para ello.

Estimó que los pensionados y jubilados pagaron lo que correspondía del Impuesto Sobre la Renta (ISR) durante su vida laboral, ya que el gravamen se calcula en base al salario completo, lo que incluye el concepto de ahorro para el retiro y otras prestaciones.

"Dicho monto ya fue enterado a las autoridades hacendarias en su momento, mediante declaración del patrón o del mismo trabajador", añadió.

El vocero de los senadores del PRI consideró que el ISR es un gravamen sustancial para los ingresos públicos, pues es la base de todos los sistemas fiscales del mundo, incluyendo el mexicano, pero que no debe pasarse por alto la seguridad social.

"La contribución impositiva es considerada una herramienta indispensable para efectuar una justa distribución de la riqueza generada al gravar los ingresos de personas físicas o morales de manera equilibrada", añadió.

El legislador por San Luis Potosí señaló que pesar que el ISR se cobra sólo al tres por ciento de los jubilados, la exención de su pago debe ser un derecho para todos los trabajadores que ya contribuyeron al desarrollo del país.

"Es increíble que el gobierno mexicano no comprenda el significado y los alcances de la seguridad social", subrayó Jiménez Macías. (Con información de Notimex/CFE)


Protestan maestros por aplicación de ISR



La medida de aplicar el ISR a quien gane arriba de los 12 mil 400 pesos mensuales fue aprobada por el PRI y PAN en el Congreso de la Unión.

José Alfredo Beltrán CULIACÁN._ Jubilados y pensionados protestaron ayer en el Congreso local por una nueva disposición federal que obliga a pagar el Impuesto Sobre la Renta a quienes ganen más de 9 salarios mínimos.


"¡No al gravamen del ISR!, a los jubilados de la sección 27 del SNTE", "¡Queremos aumentos, no descuentos!", fueron los mensajes que colocaron los manifestantes en mantas y pancartas.

La protesta unió en el mismo reclamo al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y a la disidencia representada en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Jaime Quiñónez, líder del SNTE 27, y Humberto Domínguez Betancourt, de la CNTE, pidieron al Congreso local su intervención, para que la Cámara federal dé marcha atrás a este gravamen.

"Si no paramos esto, para el siguiente paquete fiscal de 2011 el pago de ISR se bajaría hasta en seis salarios mínimos, queremos que esto se detenga", exigió Domínguez Betancourt.

Y rechazó que estén pidiendo tratos de excepción fiscal, porque ellos ya tributaron este impuesto. "Las contribuciones de los trabajadores de la educación no son tan jugosas como para que se tenga que tributar doblemente; no nos vamos a dejar, sabemos que esto es una lucha difícil, dar la pelea", dijo.

Además, acusó, se está aplicando también el ISR al retirar los fondos de ahorros para el retiro, aplicando el 30 por ciento más 2 por ciento por gastos de administración. La medida de aplicar el ISR a quien gane arriba de los 12 mil 400 pesos mensuales fue aprobada por el PRI y PAN en el Congreso de la Unión.

Domínguez Betancourt expuso que no descartan la vía del amparo o demandas de tipo laboral para frenar este "abuso". En la tribuna las cuatro fracciones, PRI, PAN, PRD y Nueva Alianza, se solidarizaron con el reclamo del magisterio. Crescenciano Espericueta, líder de Nueva Alianza, fustigó que se cobre ISR de las "raquíticas" pensiones y jubilaciones, y propuso un punto de acuerdo a favor de los manifestantes, el cual fue turnado a la Comisión de Concertación Política.



Considera PRI-DF injusto gravar con ISR pensiones y jubilaciones

En entrevista el dirigente local priista, Jaime Aguilar Álvarez, consideró que ello constituye una política tributaria inequitativa y equivocada, pues los jubilados y pensionados tendrían que pagar nuevamente gravámenes, en este caso 30 por ciento.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) capitalino criticó que las autoridades hacendarias pretendan gravar con el ISR las jubilaciones y pensiones de los trabajadores que durante toda su vida de asalariados pagaron las tributaciones correspondientes.

En entrevista el dirigente local priista, Jaime Aguilar Álvarez, consideró que ello constituye una política tributaria inequitativa y equivocada, pues los jubilados y pensionados tendrían que pagar nuevamente gravámenes, en este caso 30 por ciento.

Esta medida, dijo, no ayudaría a resolver los problemas que enfrentan las finanzas del país, ya que es un sector reducido.

Por ello, resaltó, el PRI se suma a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en su rechazo a la aplicación de 30 por ciento en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a jubilados y pensionados, toda vez que siempre fueron cautivos de la Secretaría de Hacienda para cobrarles gravámenes.

Aguilar Álvarez recordó que en la Fracción V del Artículo 109 de la Ley Fiscal se señala que "las prestaciones de seguridad social que otorguen las instituciones públicas, no pagarán impuesto", por lo cual las pensiones, de igual forma, no liquidarán el gravamen relativo al ISR.

Calculó que los pensionados y jubilados son más de dos millones, de los cuales la mayoría gana menos de nueve salarios mínimos y sólo unos cuantos rebasan ese monto, por lo que cobrar más tributación es inconstitucional, injusto e inequitativo.

Comentó que las pensiones que pagan el IMSS y el ISSSTE o bien las empresas a sus trabajadores mantienen una exención de nueve salarios mínimos y sólo se pagará el ISR correspondiente sobre el excedente de 15 mil 721.05 pesos.

Por el contrario, en cantidades iguales o menores a este monto, no se deberá causar gravamen, por ningún concepto, subrayó.

Inconstitucional el pago de ISR para jubilados y pensionados: García Avilés


El cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a los mexicanos de más bajos ingresos económicos, como los jubilados y pensionados debe ser declarado como inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), aseveró el diputado federal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Martín García Avilés.

Como secretario de la Comisión de Desarrollo Social y miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, el representante popular por el Distrito de Zacapu manifestó su beneplácito con la decisión del Poder Judicial de la Federación al declarar la constitucionalidad sobre el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU).

Sin embargo, llamó a los magistrados a no dejarse presionar por los 40 mil industriales que promovieron el amparo contra ese impuesto, ya que ahora pretenden empujar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a también declarar como constitucional el ISR en jubilaciones y pensiones, lo que va en perjuicio de millones de mexicanos a todo lo largo y ancho del país.

En este tenor, García Avilés opinó que el cobro del IETU es justo, toda vez que permite gravar utilidades que anteriormente estaban exentas de impuesto y que derivaban en grandes evasiones de impuestos en perjuicio de la Hacienda Pública de la Federación.

Así mismo, consideró que con ese tributo además de evitarse la evasión de impuestos existe un apoyo compensatorio para aquellas empresas, industriales y comerciantes que tienen pérdidas en sus actividades comerciales.

Por ello, insistió en que la exigencia de los industriales que perdieron el amparo contra el IETU pretenden que se cometa una injusticia contra un sector importante de la población, que son los jubilados y pensionados, quienes tienen a las jubilaciones y pensiones, un ya de por sí muy mermado ingreso para que todavía se le grave con impuestos.

Finalmente, García Avilés insistió en su llamado a los magistrados de la Suprema Corte para que no se dejen presionar y no incurran en la injusticia a la algunos grupos de empresarios pretenden inducirlos por mezquindad y por una evidente falta de compromiso social.

Temen jubilados y pensionados que IMSS privatice servicios prestados Por: Rosy Zertuche Paz

Por Rosy Zertuche Paz

Jubilados y pensionados del Instituto Mexicano del Seguro Social están temerosos de que el gobierno federal privatice los servicios de este instituto, porque quedarían totalmente desprotegidos, reveló Samuel Turrubiates Contreras, presidente de la delegación 156 del Movimiento Unificador de Jubilados y Pensionados y Adultos Mayores del IMSS.




“Estamos inquietos, preocupados por una posible privatización del Seguro Social que nos afectaría muchísimo por las raquíticas pensiones que recibimos”, dijo.

Informó que en los primeros días de marzo asistirán a la convención nacional del gremio que presidirá Daniel Karam Toumeh, director general del IMSS, ante quien plantearán esta inquietud con miras a obtener su palabra de que la asistencia médica estará a salvo de cualquier medida que implique perder los derechos de servicios a la salud.

Comentó que el cuidado de la salud es un punto de vida para este grupo, en virtud de que casi todos son personas de la tercera edad, lo que los enfrentaría a un serio problema por la falta de recursos para cubrir la consulta médica privada o el pago de medicamentos en las farmacias comerciales.

En cuanto al servicio que reciben en las clínicas del IMSS, señaló que es una ayuda muy importante, porque la mayoría de los medicamentos están disponibles y hay buena atención, aunque las citas de especialistas aún no se consigue acortarlas.

Señaló que los jubilados y pensionados reciben menos de 2 mil pesos mensuales producto de los años trabajados en pequeñas factorías o grandes empresas, los cuales ya son insuficientes para enfrentar el alza de precios registrada en todos los productos y servicios.

Citó que el aumento a pensiones aplicado este año apenas fue de 3.56 por ciento, lo que ni siquiera se refleja como un alza, además de que durante la administración foxista les fue eliminado un bono de mil pesos mensuales con las reformas aplicadas al IMSS.

martes, 23 de febrero de 2010

Cobrar impuestos a jubilados "es sangrarlos más": PT

Arturo López Cándido, diputado local del PT

Carlos Lara

Ciudad de México.- El Partido del Trabajo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) dio a conocer que promoverá amparos y movilizaciones para demandar a la Cámara de Diputados que modifique la ley que permite cobrar el Impuesto Sobre la Renta a los jubilados y pensionados.

José Arturo López Cándido, presidente de la Comisión de Asuntos Laborales y Previsión Social de la ALDF, dijo que analizan la posibilidad de hacer alianzas con el PRI en torno a la defensa de la Ley Federal del Trabajo (LFT), ya que "algunos priístas están a favor de la defensa de los derechos laborales".

Aseveró que el cobro de impuestos a pensionados y jubilados es injusto, "es sangrarlos más".

Por último, López Cándido destacó que el PT está dialogando con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), los ferrocarrileros, los trabajadores del ISSSTE y del IMSS para oponerse a este cobro.

sábado, 20 de febrero de 2010

El retrato de la injusticia

Por Vicente Bello

En el país de la primera Constitución que en el mundo reconoció los derechos sociales, México, hablar de pensiones y jubilaciones es como retratar a lo más descarnado de la inequidad y la injusticia, porque mientras a la inmensa mayoría se le regatea hasta los centavitos, hay sin embargo un sector privilegiado, de muy pocos, que cobran a raudales miles de pesos.


Los números son, de veras, de extrema rudeza para una sociedad como la mexicana que atraviesa hoy una de sus peores épocas económicas: 81.4% de los jubilados en México recibe apenas un promedio de mil 966 pesos mensuales. Y de entre el resto, hay un sector de la población de los jubilados que no le va nada mal: 0.3% de quienes reciben pensión cobra cada mes 81 mil 388 pesos, en promedio.


Los anteriores datos fueron emitidos por la Auditoría Superior de la Federación, y fueron citados en un documento por Mario di Costanzo, uno de los diputados más avezados en política económica, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.


En él se afirma que, juntos, el IMSS y el ISSSTE tienen apenas a dos millones 437 mil 371 pensionados, de los cuales 84% recieben una pensión menor a dos salarios mínimos. Reciben pensión en México algo así como 2% de los 107 millones de mexicanos.


El tema de las pensiones ha provocado urticaria siempre en los territorios del Congreso de la Unión, pero causó mayor revuelo cuando la Secretaría de Hacienda tuvo que admitir que a los pensionados se les están cobrando impuestos.


Hacienda ha dicho que el impuesto ya está desde hace tiempo; que el PRI y el resto de la oposición lo sabían y que sólo se cobra a partir de quienes cobran más de 10 salarios mínimos. ¿Y quiénes cobran más de ese límite? El documento de Di Costanzo ofrece algunos datos que llevan, indefectiblemente, a quienes se pensionan habiendo sido empleados de los dos primeros círculos de la burocracia de la administración pública federal.


“Entre los jubilados privilegiados se encuentran los expresidentes y exmagistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como ex funcionarios del Banco de México, de la banca de desarrollo, y del Ejecutivo Federal con cargos de directores para arriba”, se lee en el documento de marras. Figuran, de manera importante entre los pensionados personas que laboraron –adivine usted- en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sí, la institución que ahora se ha encargado con celo de verdugo del siglo XVI de sacar sangre hasta de las piedras sancionando a quienes, verbigracia, no hacen declaraciones en tiempo y forma.


Según el documento de Di Costanzo, los magistrados de la Corte pensionados cobran 130 mil pesos mensuales; y los burócratas que laboraron en puestos de mando en Bancomext y Banco de México andan en los 80 mil pesos al mes.


Pero hablar de cifras exactas sobre el dinero que cobran ex magistrados, ex presidentes de la República y, entre otros, ex secretarios de Hacienda y ex gobernadores del Banco de México es un verdadero desmadre, porque la información es conocida a cuenta gotas. Y mucha de ella calculada en proyecciones de información indirecta.


Por ejemplo, Hacienda reportó en su informe de finanzas públicas –al 30 de diciembre de 2009- que tiene en operación siete fideicomisos para pensiones, “que involucran recursos por poco más de 113 mil millones de pesos”. Pero la Auditoría Superior de la Federación, por ejemplo, no está facultada para husmear en fideicomisos, y por tanto no puede auditarlos. Una suerte de dinero en el limbo, al màs fiel estilo de lo que fue, hasta hace unos años, la partida secreta del Presidente.

Por desgracia, de estas inequidades sólo están hablando los partidos minoritarios. Los que, a la hora de los votos muy poco pueden hacer en el Congreso de la Unión.



poemas de amor